Foro oficial del MCE.AJE


 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Greenpeace&Co.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ascuas
CAMARADA CAMISA NUEVA
CAMARADA CAMISA NUEVA
avatar

Cantidad de envíos : 153
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/06/2013

MensajeTema: Greenpeace&Co.   Miér 3 Jul - 0:26:45

Avatar de zutano
zutano zutano esta en línea ahora
GREENPEACE Y OTRAS ORGANIZACIONES MENOS CONOCIDAS.
En 1971 Greenpeace era uno más de los muchos y pequeños grupos ecologistas que pululaban por el mundo. Los primeros activistas tenían fama de consultar regularmente el tarot, el I Ching y las antiguas tablas aztecas. Por aquel entonces de denominaba con el poco comercial nombre de Don't Make a Wase Comitte (Comité No Hagas una Ola), con motivo de las pruebas atómicas realizadas por EEUU en Amchitka.

A fines de los '70 el grupúsculo cambió de nombre e imagen. Se buscó un nombre sonoro que reuniera el espíritu ecológico (green) y el pacifismo (peace).

Ahora 40 años después se ha convertido en una auténtica "multinacional ecológica" que factura unos 200 millones $ al año.

¿Qué ha mediado en esta espectacular transformación? ¿Qué se esconde tras el carismático grupo?
El éxito de la organización no ha estado exento de polémicas aunque rara vez llegan al gran público. Hoy por hoy la organización sigue contando con el beneplácito de la mayoría de los medios de comunicación que sólo muestran su cara más amable y la promocionan constantemente.


FUNDADORES Y PROMOTORES.
Paul Watson fue uno de lo fundadores, abandonaría la organización a finales de los '70 para fundar otro grupo ecologista rival: Sea Shepherds Society (Sociedad de los pastores del mar). Cuando le preguntaron sobre el éxito de Greenpeace, se lo atribuía al que era por entonces su presidente: David McTaggart (fallecido en 2001)
En 1989 se publicó: La Historia de Greenpeace con la versión oficial y en ella se presenta a McTaggart como un exitoso hombre de negocios inmobiliarios que "vio la luz" y dejando sus asuntos mundanos decidió dedicar sus energía en salvar la Tierra.

Pero la realidad es bastante diferente. McTaggart antes de llegar a Greenpeace, se dedicó a la especulación inmobiliaria y variados fraudes. En 1975 quebraba un proyecto inmobiliario que había impulsado, en Bear Valley (California) siendo acusado de fraude. Poco después estafó en otro proyecto inmobiliario, esta vez en Aspen (el Aspen International Properties, Inc.) que le llevó a desaparecer. En su "fuga" contactó con Greenpeace, gracias a un anuncio en prensa de Aukland (Nueva Zelanda) por el que la organización buscaba voluntarios. Uno de los cofundadores, E. Bennett Metcalfe, decidió contar con él para detener una prueba nuclear francesa en el atolón de Mururoa. La organización envió fondos a McTaggart para que fletara un barco. Al regreso no quiso dar cuenta de ninguno de los gastos y la policía le detuvo junto al barco por tráfico de relojes suizos. Es claro que su espíritu empresarial le hacía aprovechar el viaje. Y así entró gloriosamente en la organización lo que estuvo a punto de costarle la expulsión nada más llegar.

Pero contra todo pronóstico se hizo con el liderazgo de la organización, a lo que ayudó mucho la paliza que le propinaron los agentes secretos franceses al intentar impedir la prueba nuclear de Muroroa que le convirtió en un mediático "mártir en vida".

En 1980 ya se hacía con la presidencia de Greenpeace International. Antes, junto con sus partidarios europeos y norteamericanos, hubo de litigar contra el verdadero fundador Patrick Moore, canadiense, por obtener el derecho legal de uso del nombre de la organización.

En 1991 McTaggart abandonaba la presidencia justo cuando la prensa alemana empezaba a desvelar cómo las recaudaciones de la organización en Alemania se desviaban ilegalmente a cuentas suizas. Aunque Greenpeace declaraba que McTaggart cobraba 60.000 $ al año, sus posesiones por todo el mundo (incluyendo fincas en la Toscana) no se correspondían ni de lejos con su sueldo (de voluntario).
La polémica presidencia no impidió que Greenpeace alcanzara resonancia mundial y gozara de un prestigio como pocas organizaciones ecologistas han conseguido.


LA PIRÁMIDE.
Actualmente el centro de poder de Greenpeace está en Amsterdam. A la oficina central están afiliadas unas 25 filiales de otros tantos países. La central cobra un 25% de los ingresos de las filiales como royalties, simplemente por el uso de la marca Greenpeace.
Sin realizar actividades, Greenpeace International se ha convertido en un poderosísimo holding. Sólo en Alemania tiene unos 700.000 socios que dejan en sus arcas unos 36 millones de $ anuales. Una cuarta parte se ingresa a la central.
La pregunta es ¿A dónde van a parar esas ingentes cantidades de dinero?

Las cuentas de la organización no siempre son claras. En 1993 Stan Gray y Gord Perks, antiguos militantes y expertos en el desarrollo de las campañas de Greenpeace en Canadá, desvelaron a la prensa de Ottawa cuál era el destino del dinero procedente de las donaciones.
La organización canadiense contaba con un millonario presupuesto de 7 millones $, de los que el 5% se dedicaba a campañas medioambientales. El resto se "perdía" en gastos administrativos y mantenimiento de la organización.
Tras estas declaraciones los dos militantes fueron fulminantemente expulsados.
Otro agujero negro contable de Greenpeace es el dinero destinado a "investigación". Desde 1988, tras el nombramiento del geólogo Jeremy Legget como Primer Director de Ciencia (Inglaterra) Greenpeace dedica grandes sumas para financiar científicos. Éstos, como buenos jornaleros emiten cada cierto tiempo apocalípticos informes sobre el mal estado del planeta. Los informes sirven para alimentar las campañas y ésta para incrementar los ingresos.

Más que investigar la organización subcontrata investigadores cuyos informes no siempre reúnen la seriedad y los requisitos científicos suficientes. Y han saltado varios escándalos por manipulación. Así Greenpeace Australia envió un informe a los sindicatos de la construcción, madera y minería sobre los riesgos de contraer el cáncer que implicaba trabajar en la industrial del papel. Informe que se presenta como elaborado
por la Universidad de Exeter, pero no es exactamente así. Greenpeace se limitó a alquilar un local en su campus para poder usar la dirección postal con la que remitió el informe. La propia Universidad desmintió que se hubiera realizado ningún informe de ese tipo y no admitía ninguna responsabilidad sobre el mismo.

La falta de escrúpulos para con el respeto a la verdad se ha hecho norma común en la organización. Las campañas se centran en la exageración constante. Eslóganes como "hemos asesinado ya el 94% de las ballenas" no tienen ningún fundamento científico pero consiguen conmover el corazón y la cartera de muchos.

La revista Forbes en noviembre de 1991 presentaba un completísimo informe sobre las irregularidades contables constantes de la organización. Uno de los informes, de Franz Kottte, ex tesorero de la organización denunciaba la existencia de cuentas privadas con más de 20 millones $ a las que sólo tienen acceso los más altos directivos.
Y Greenpeace no dedica ninguna cantidad de sus ingentes fondos a investigar sobre cómo eliminar la contaminación del planeta.
Su "misión" proclaman sus dirigentes es denunciar la contaminación, no eliminarla. Los ingenuos colaboradores piensan que están protegiendo el planeta, en realidad esencialmente financian campañas de marketing y publicidad.


ESCANDALOSAS Y SOSPECHOSAS CAMPAÑAS.
Las campañas son un verdadero alarde de marketing y rara vez se consigue descubrir que se esconde tras ellas. Uno que lo ha intentado, el periodista islandés Magnus Gudmunsson en su documental Survival in the Hight North, muestra las dramáticas condiciones de vida de los cazadores de Groenlandia tras la campaña de Greenpeace que con sus presiones para prohibir la importación de piel de foca en Europa sumió en la miseria a dichos cazadores, dependientes de la Seguridad Social y alcoholizados. Lo mismo ocurrió con los inuits que ahora presentan las tasas de suicidios más elevadas del mundo al haber desintegrado socialmente dicho pueblo con sus campañas.

Greenpeace Noruega ha demandado a Gudmunsson por difamación. A raíz de ello el Presidente de la organización en Noruega: Björn Oekern, renunció a su cargo. Y denunció a la organización por sus métodos recaudatorios llegando a denominarla eco-fascista, la organización pasó de 15.000 socios a 35 y está a punto de cerrar en Noruega.

Otro periodista, el danés Leif Blaedel, demostró que una película propagandística de Greenpeace estaba falseada, habían contratado a individuos para que mataran salvajemente focas y así poder filmar la película-escándalo-denuncia.
Igualmente la película Goodbye Joey! tuvo que retirarse por instancias de tribunales de justicia australianos por usar tomas falsas. Greenpeace había contratado unos cazadores para que mataran canguros y poder realizar el escandalito correspondiente. Y aunque los cazadores fueron multados Greenpeace consiguió exhibir su película en muchos países por todo el mundo como si fuera un reportaje real.

etc. etc. etc.
Volver arriba Ir abajo
salutifer
Recluta
Recluta
avatar

Cantidad de envíos : 18
Localización : Reino de España
Fecha de inscripción : 27/08/2013

MensajeTema: Re: Greenpeace&Co.   Miér 28 Ago - 13:23:57

Estoy contigo!!!! Solo son ong que se quieren llenar los bolsillos.
Volver arriba Ir abajo
 
Greenpeace&Co.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Reclaman la urgente declaración d Reservas Marinas
» Pedro Armestre: "Juzgarme por fotografiar la protesta de Greenpeace es un escarmiento a la profesión"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial del MCE.AJE :: Principal-
Cambiar a: