Foro oficial del MCE.AJE


 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Capitalismo vs Supracapitalismo. 1ª Parte Origen Histórico

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ascuas
CAMARADA CAMISA NUEVA
CAMARADA CAMISA NUEVA
avatar

Cantidad de envíos : 153
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/06/2013

MensajeTema: Capitalismo vs Supracapitalismo. 1ª Parte Origen Histórico   Lun 15 Jul - 23:22:10

Ahora que:
- crecen las dificultades económicas en el mundo;
- se discute si el mercado libre o capitalismo están llegando a su fin;
- en escuelas y universidades se enseña que el marxismo tiene la solución económica, etc.

Ahora es el momento de salir de la confusión entre Capitalismo (C) y algo muy diferente el Supracapitalismo (SC).

Es imprescindible conocer el factor SC (supracapitalismo) para comprender los problemas actuales.


ENIGMAS DESVELADOS:
a continuación se explican varios de los enigmas contemporáneos que no parecen tener explicación "oficial": El retroceso de la empresa libre; la extraña pasividad de los capitales más gigantescos ante el avance del socialismo, y otros.


ANTECEDENTES : SE DECÍA QUE EL SOL GIRABA ALREDEDOR DE LA TIERRA.
Con el testimonio de lo que se ve, con la autoridad del sentido común, durante siglos se afirmó que el Sol giraba alrededor de la tierra.
Del mismo modo hay ciertas "verdades" que sólo lo son en apariencia.

Actualmente se hacen afirmaciones acerca del capitalismo como si fueran evidencias sin precisar más análisis.
Se dice que el sistema capitalista es tan eficaz que jamás será derrotado por el marxismo. Pero el capitalismo está en franca regresión en todo el mundo.
Se dice que la economía capitalista tiene infinitamente más recursos que la marxista, pero se va desacritando ante las nuevas generaciones e incluso se va desplazando de muchas de sus bases materiales.

También se proclama que la economía marxista es superior al capitalismo y acabará por sustituirlo, como la primavera sucede al invierno. Pero es evidente que la economía marxista es un fracaso.
Pese a que Marx y Engels aseguraron que poner los medios de producción bajo la dictadura del proletariado rendiría más y daría felicidad al pueblo el resultado ha sido el contrario.

Otra afirmación que se sobreentiende, por evidente, es que el comunismo es enemigo mortal del capitalismo, y viceversa. Sin embargo, durante muchos años mantuvieron relaciones cordiales en afectuosa alianza.
Si bien se dice que la economía marxista es la antítesis de la economía capitalista, que se excluyen mutuamente, la realidad indica que el marxismo pide y recibe ayuda de los capitalistas.

Estas y otras muchas contradicciones nos hacen plantearnos una afirmación: ni el capitalismo ni el marxismo son sistemas de una sola pieza, tienen varios elementos.
Lo homogéneo es fácilmente percibido y puede establecerse su trayectoria con facilidad. Lo heterogéneo requiere una separación y clasificación previa de los elementos que lo forman.

¿Qué conjunto de ideas y mecanismos coexisten en el capitalismo? ... ¿qué motivaciones lo impulsan? ... ¿qué metas tienen los diferentes estratos que lo forman?

Por otro lado ¿qué considera la economía marxista que es el capitalismo?.

Veamos:
1.- producir libremente, en menor tiempo y costes obteniendo beneficios = capitalismo.
2.- ahorrar, invertir libremente y lograr beneficios es capitalismo.
3.- inventar algo, comercializarlo libremente con beneficios es capitalismo.
4.- comerciar en un mercado libre es capitalismo.
5.- establecer libre comercio con beneficios es capitalismo.
6.- estudiar, establecerse en la profesión libre para tener beneficios es capitalismo (cuando el marxismo llega al poder suprime este sistema y estataliza las profesiones).
7.- trabajar libremente en lo que cada uno prefiere y dónde le apetece (venta libre de la fuerza de trabajo) es capitalismo (el marxismo suprime dicha libertad y sujeta al obrero).
8.- cultivar libremente la tierra, mejorarla, volverla más productiva y venderla o heredarla es capitalismo.
9.- formar libremente cualquier clase de patrimonio, personal o familiar, es capitalismo (el estado marxista suprime la propiedad privada).

Pero estas actividades económicas han existido siempre, en menor o mayor escala, según el desarrollo de cada pueblo. En épocas remotas eran incipientes pero el mecanismo era substancialmente similar al actual.
En todos los casos se buscaba un beneficio económico, toda actividad humana precisa de tal beneficio pues de él depende su existencia. Obtener el sustento implica una actividad económica. Aunque el hombre no tiene por fin único obtener ingresos económicos los precisa para subsistir. Así ha sido siempre y no tiene nada de particular. Es algo lícito y deseable si no se violan las normas.

Bajo el nombre genérico de capitalismo se engloba una función que desprestigia el término y tiene ciertas peculiaridades. Si el fin de la actividad económica desborda límites sanos comienza a convertirse en un mal.
La actividad económica es un fenómeno natural y lícita, inherente a la supervivencia del hombre. Pero cuando del uso se pasa al abuso se origina un mal, también muy antiguo.

Por tanto el fenómeno de buscar en la acción económica un uso ilícito y fines distintos y contrarios al bien común debe denominarse de forma especial.
Buscar una concentración de riqueza con malas artes desborda los límites de una sana actividad económica. Más aún, buscar esa concentración con un fin premeditado de aprovecharla para lograr control político, filosófico, social y antireligioso debe calificarse de modo especial.
Ese término es al que se refiere el autor con el nombre de SUPRACAPITALISMO (SC).

El SC no es la esencia verdadera de la economía. La economía tiene por objeto aprovechar los avances científicos y técnicos para producir más y mejor poniendo a disposición de todos los bienes producidos.
Mediante la vía de la utilidad propia se eleva el nivel de vida general. Una economía sana, armónica, busca el beneficio propio pero sin dañar a terceros. Ni al que participa en el proceso de producción ni al consumidor. Al hacerlo así se contribuye a una distribucción justa de los bienes de la tierra.

El SC no practica así la función económica. Escudándose en el "capitalismo-liberal" fue abriendo puertas para burlar la ley de la oferta y la demanda, desplazando, poco a poco, la libre concurrencia. Ha distorsionado el mercado libre y lo toma como botín, logrando el control económico como base para instaurar otros controles.

El Estado marxista concentra riqueza en sus manos mediante la supresión de derechos y la confiscación. Y esto no lo hace por necesidades económicas de sus súbditos, sino para CONTROLAR totalmente las funciones económicas del pueblo, las actividades políticas, las relaciones sociales, el modo de pesar y extinguir los sentimientos religiosos.

En conclusión, el Supracapitalismo y el Comunismo son dos formas de cáncer de la economía, no la economía en sí.


ALGO DE HISTORIA.
Ya desde antes, pero sobre todo en el siglo XV ocurrieron graves disturbios en Inglaterra. Con grandes matanzas los bandos de las rosas, blanca y roja, se alternaban en el poder. Pese a las constantes guerras un pequeño grupo acrecentó sus ya grandes fortunas haciendo combinaciones monopolísticas y traficando con mercancías de grupos afines de Venecia, Florencia y Pisa.
Recién inaugurado el XVI (1509) accede al trono Enrique VIII y ya para entonces el movimiento anticatólico llevaba dos siglos conspirando en Europa mediante numerosas sectas secretas: heréticos, cátaros, valdenses, albigenses, esotéricos, cabalistas e incluso magos y alquimistas.
Las guerras de religión fueron frecuentes. La Iglesia había intentado conjurar el peligro con la Inquisición, pero a finales del XV el tribunal ya no tenía influencia (excepto en España).

De todas esas sectas y otras varias brotaron en Inglaterra movimientos anticatólicos. Y las leyes contra la alta traición (1535) eran formas encubiertas de persecución contra la Iglesia.

El primer ministro judío de Inglaterra, Thomas Cromwell, organizó la red policíaca más vasta conocida. Con espías y confidentes infiltrados en todos los estamentos: iglesias, tabernas, molinos, barcos, etc. con lo que implantó el terror policíacoo y alentó a Enrique VIII a que se divorciara de Catalina. El Papa no le concedió el divorcio y entonces el rey se declaró jefe de la Iglesia y se separó del Papa formando la Iglesia Anglicana.
Los clérigos y fieles a Roma fueron perseguidos brutalmente, torturados y asesinados. A los que defeccionaron se les ofrecieron puestos y prebendas. La liturgia y dogmas católicos fueron "depurados". De declaró la lucha contra las imagenes, reliquias y peregrinaciones.
El rey, que se había casado con Ana Bolena, mandó ejecutarla para contraer matrimonio, al día siguiente, con Juana Seymour. al quedar viudo casó, por cuarta vez, con Ana de Cleves (protestante alemana) de quien se divorciaría más adelante. Luego se casaría con Catalina Howard, a la que hizo decapitar poco después para casarse con Catalina Parr.
Su reinado mantuvo el terror mediante 1.252 ejecuciones, incluyendo 18 obispos, 13 abades y 575 sacerdotes.

En la época en que Enrique VIII se casaba, divorciaba, decapitaba, etc. consortes, surgí al Reforma de Lutero a quien alentaban las sociedades secretas, en particular los rosa-cruz. También surgía el movimiento de Calvino (en realidad Cohen).
Mientras Lutero preconizaba la interpretación individual de los Evangelios (dividiendo a los católicos) Calvino formaba una ideología "puritana" hablando de austeridad y moderación pero arremetiendo contra la tradición católica de ligar la actividad económica y la moral. Así se derribo la idea de justo precio para dejar campo libre a todos los artilugios de la especulación (El Pensamiento Politico de Calvin, de Marc Cheneviere).

En el Concilio de Nicea (787), en el de Letrán (1179), y en el de Vienne (1311) se habían mantenido límites morales para las actividades económicas.

Calvino efnrentó el Antiguo al Nuevo Testamento, tomando frases aisladas del primero y dándoles nuevas interpretaciones fue induciendo la idea de que la riqueza representaba un signo de los "elegidos", algo así como la marca visible de la "bendición del Señor".
El destino manifiesto se hacía patente mediante el triunfo económico.
El primer sínodo calvinista, 1552, fue una bendición para los más astutos especuladores. Sus maniobras quedaron justificadas, su riqueza marcada con la "predeterminación". Cabalistas y rosacruces estaban tras la influencia e ideas de Calvino.

Los usureros formaron dinastías que iban perfeccionando sus métodos y transmitiendo a fieles continuadores, quienes acrecentaban más aún sus enormes fortunas. Y se extendieron de uno a otro confín de Europa. Luego, también cruzaron los oceános.

Con el descubrimiento del Nuevo Mundo, la vuelta al mundo, etc. Dieron un gran impulso a la navegación y enormes territorios quedaron al alcance de explotadores, colonizadores y comerciantes.
Esto creó unas circunstancias especiales para que a inicios del XVII se perfilara un vasto mecanismo económico desconocido hasta entonces.
Parte de esas familias convirtieron a Amsterdam en una plaza financiera como no se conocía. En 1602 montaron la Compañía de las Indias Orientales (que pese a su nombre era judía) y que practicaba, en los nuevos territorios, el comercio forzado, la rapiña y la esclavitud. En 1609 formaron el Banco de Amsterdam, y dos años después la Bolsa de Valores.

También crearon sociedades financieras y anónimas con características novedosas. Los principales accionistas eran todos hebreos procedentes de Portugal y España, y descendientes de emigrados de Inglaterra. Por ejemplo el gobernador de Java (Cohen) les facilitaba operaciones con enormes dividendos.
Banco y Bolsa de Amsterdam hacían especulaciones vertiginosas mediante procedimientos incomprensibles para sus víctimas. Con el apoyo de mil monedas depositadas en el banco, por ejemplo, abrían líneas de créditos por ocho mil monedas, pues dichos créditos no se usaban al 100% en el mismo lugar ni momento. Así se enriquecían cobrando intereses de un dinero ficticiamente generado, o inexistente, salvo en sus libros de contabilidad. Las retiradas de dichos créditos se cubrían con nuevas aportaciones, etc (La Banca a Través de los Años, de Dauphin Meunier).
Esta "ingeniería" financiera equivalía a fabricar, mejor FALSIFICAR, el dinero. Era pura inflación, de la cual los promotores obtenían pingües beneficios.
Los estudios hechos afirman que se obtenían beneficios del 1.000% Pero cuando la inflación se mostró exagerada y los acreedores no pudieron pagar sobrevenía un "ciclo" de "depresión" o "crisis" durante el cual ciertos financieros aún se enriquecían más al ejecutar las garantías y avales establecidos en la época de bonanza.

El proceso era sencillo, dentro de su coplejidad, especulaban con dinero ficticio, inexistente, pero se aseguraban las garantías y avales con riqueza real.

Entre tanto el capitalismo auténticamente productivo como el de cualquier industria normal o comercio honrado sólo obtenía beneficios del 4 al 7%. Ganaba incalculablemente más el especulador, sin producir nada a cambio, que los auténticos productores.
Y con las acciones se hacía finanza "imaginativa": se imprimían más de las debidas, se provocaban alzas y bajas ficticias a voluntad, etc.

Por primera vez se realizaba, de forma técnica, organizada, premeditada, la especulación y el agiotismo a escala continental.
Un teorizante, Saumaise, publicó un libro: De Usuris, para reiterar las tesis de Calvino y "demotrar" que en cuestiones económicas o financieras la moral no tenía nada que hacer, ni mucho menos la moral católica. El derecho natural y divino concedía, según él, plena libertad en esos campos. Otros autores sefarditas reforzaron esas argucias (José de la Vega y Josef Pinto). Notables financieros de este estilo fueron: Bueno de Mesquito, Francisco Melo, Los Pinto, los Belmonte, etc. (Historia de las Doctrinas Monetarias, de René Gonnard).

Prácticas que habían sido condenadas como ilegales o inmorales fueron "justificadas" con argumentos que acallaban las conciencias. Mezclar mercancía de menor calidad que la acordada (camelote), hacer mermas deliberadas en el peso, vender con pérdida para dominar un mercado y luego subir los precios exageradamente (dumping-monopolio), ventas a plazos con intereses usureros, etc. se fueron generalizando como prácticas "ingeniosas" no como ilícitas.

Durante al menos cuarenta años (desde 1619) funcionó un monopolio de financieros que traficó con la venta de esclavos negros, de 18 a 30 libras/cabeza según edad y musculatura. Tal "comercio" fue heredado por la Royal African Company of England.
En 1764 Benjamín Wright, Jacobo Rodríguez y Abraham Pereira operaron en Jamaica con el "mercado de ébano" (esclavos negros) para surtir al nuevo Continente, en algunos años vendieron más de 600.000 esclavos como en 1790.

El concepto de precio justo instaurado por la Iglesia Católica fue impugnado y desacreditado sistemáticamente por ciertos intereses. El "Compendio" de Saravia de la Calle (del siglo anterior) empezó a popularizar la ley de la oferta y la demanda como norma del precio, pero era una ley que se violaba constantemente con prácticas monopolísticas, siempre en perjuicio del consumidor.

Amsterdam actuaba y fue llamada como la Nueva y grande Jerusalén, sus prácticas se extendieron a otras capitales europeas. El sistema, en sí mismo, no era malo, sino el abuso que se hacía de él.
Estas empresas dominadas por un reducido número de familias tenían el afán de acumular riqueza, por cualquier medio. pero no por el propio dinero o lujo, sino que su afán estaba movido por una idea trascendente, de mística invertida: el dinero serviría como un medio, una palanca, para adquirir el poder político y total. Con él lograrían la hegemonía universal, requisito imprescindible para la llegada de su verdadero Mesías.
Este conjunto de ideas prevalecería a través del tiempo y de las dinastías. no era un móvil regional ni transitorio. Se extendía a toda la tierra y debería prolongarse por los siglos. Este sistema de ideas ha incluido, necesariamente, y de modo especial la lucha contra Cristo.

No era una corriente nacida en el XVII, en Amsterdam, hundía sus raíces en muchos siglos atrás, pero en Amsterdam se le estaba dando la sistematización técnica, los recursos, que permitían materializar dicho ideal en todos los campos: político, social, filosófico y anticristiano.

Ese brazo económico debe denominarse SC, supracapitalismo. Entra en esta denominación la actividad económica que reúne, simultáneamente, dos características:
1ª.- buscar el poder económico sin trabas morales o religiosas.
2ª.- que el poder económico no es sino un medio para triunfar en la Revolución total.
Ahí nace el hermanamiento entre Supracapitalismo y Marxismo.


PRIMER TRIUNFO DE LOS TIEMPOS MODERNOS
Estos dos móviles triunfaron plenamente en la Revolución de Olivier Cromwell en Inglaterra. Este segundo Cromwell acaudilló a los puritanos (calvinistas) y triunfó en 1645. Había contado con la ayuda inestimable de las logias europeas, los poderosos círculos económicos de Amsterdam.
Antonio Fernández de Carvajal era un enlace de los sefardies expulsados de España y que tenían una sinagoga secreta en Londres.
El Rey Carlos I era un estorbo para la revolución por lo que se montó una operación en su contra, totalmente impopular, pero la acusación del Dr. Isaac Dorislaus, agente de Manasseh ben Isarel, quien desde Amsterdam se entendía con Cromwell.
El rey fue ejecutado en 1648 y hubo gran despliegue de tropas para evitar la reacción popular.
Cromwell estableció una feroz dictadura, particularmente contra los católicos. Realizó cruentas matanzas, confiscó propiedades, deportó prisioneros como esclavos, miles de mujeres fueron enviadas a Jamaica para solaz de los colonos, etc. El vulgo aseguraba que tenía pactos demoníacos.
Levantó el edicto de 1290 que prohibía la entrada en Inglaterra de judíos y éstos acudieron sin limitaciones, entonces empresas "británicas" abrieron grandes mercados mundiales a su comercio.

En 1694 surge el Banco de "Inglaterra" con sistemas ideados por los "expertos" de Amsterdam y junto con la Bolsa de Valores se convirtió en una especie de catedral del Supracapitalismo y el gran centro financiero de Amsterdam fue relegado a segundo plano.
Se priorizó Londres como nuevo centro mundial de operaciones de la alta finanza durante todo el XVIII por lo que se dotó de una poderosa marina que protegiera los intereses de las familias dominantes bajo el calificativo de "inglesa" que se apoderó de bases en todos los mares sin más derecho que la fuerza.

Gran Bretaña entraba en el XIX con 11 millones de habitantes, en 1831 tenía ya 16,5.
En la Bolsa los hermanos Abraham y Benjamín Goldsmith lograron el monopolio de la emisión de emprestétitos del Estado, logrando enormes fortunas pero fueron relevados en la función por Nathan Rotschild en 1819.

En el área ideológica la secreta masonería "inglesa" fue reorganizada para convertirse en un centro universal como "Madre Gran Logia Mundial" mediante las logias especulativas y operativas.

Aunque el régimen político británico variaría en diversas formas habría de conservarse como un discreto bastión de los planes revolucionarios (según Jean Lombard).
El sistema financiero desarrollado en Amsterdam y trasladado a Londres fue obra de cerebros privilegiados que realizaron una aportación técnica para el progreso en general. No es condenable, cosa diferente es que, a su sombra, algunos personajes hayan puesto en juego maniobras de enriquecimiento ilícito.


UN GOLPE AUDAZ EN EL XVIII
La situación en Francia durante el XVIII era cada día más propicia para un gigantesco estallido. Las especulaciones financieras provocaron quiebras en Lyon que dejó de ser un mercado internacional. La inflación y su carestía se hizo patente desde 1719.
En tanto se debilitaba Francia, Inglaterra se hacía más fuerte. De Londres llegaba una gran influencia secreta de los rosacruces, de los Ilumninados de Baviera, masones, etc. que convergían hacia un mismo fin.
Gran variedad de logias y sociedades secretas actuaban a capricho. El Papa Clemente XII decretó (1738) la excomunión de los católicos que se afiliaran a la masonería en sus diversos ritos, pero la masonería ya muy poderosas, sino en número, si por puestos clave detentados. No era un organismo de masas pero movía y guiaba la acción de estas.
El ejército estaba bien infiltrado y también el clero.
Las organizaciones secretas recibían ríos de dinero y apoyos de Amsterdam, Rotterdam, Londres, Génova, Venecia, ... se preparaba la destrucción del Estado. La aristocracia se abría al "magnetismo animal" de Mesmer o la magia del nigromante Cagliostro (Joseph Balasamo) que operaba realmente como agente de enlace de los conjurados.

La llamada Revolución "francesa" fue hecha con franceses pero fue obra de una fuerza cosmopolita internacional (Revolución Mundial, de Nesta H. Webster).
Tras las matanzas y degüellos la Revolución dejó ver su auténtica esencia, aunque sutilmente disfrazada. En 1792 se derogó la Era Cristiana y comenzó a contarse según la Nueva Era Revolucionaria. La semana se convirtió en decena y se suprimió el domingo.
Se abolió el culto católico, los templos saqueados y quemados. Se negó a Cristo. Se suprimió la ley divina revelada junto con la ley moral. Y se proclamaba a todas horas el culto a la Diosa Razón.

El hombre ya no tenía más deberes que los que se diera a sí mismo. Apareció la palabra "democracia" con la que la fuente de toda autoridad se situó en la decisión del grupo gubernamental que se arrogaba la representación del "pueblo" y que debía actuar a nombre de éste:
Las líneas fundamentales eran:
1º.- guerra a Cristo.
2º.- abolición de la propiedad privada.
3º.- educación única y estatal. (hoy dicen escuela pública).
4º.- alimentación igual para todos.
5º.- dictadura so pretexto de redimir al pobre.
6º.- trabajo obligatorio.
7º.- la niñez bajo estricto control estatal. (más escuela pública).
8º.- proletarización general. Ataque al burgués.
9º.- control natal en nombre del bienestar general. (homosexualidad, aborto, pornografía)
10º.- procesos sumarísimos para los "contra revolucionarios".

Miles de ejecuciones, muchas sin control ni procesos, ni siquiera sumarísimos. El 31% de las víctimas eran obreros o artesanos, el 28% campesinos. El resto burgueses y una minoría aristocrátas.
En nombre de la justicia y la razón se cometieron atrocidades y desmanes sin cuento. En nombre de los pobres se volvieron más desventurados a los pobres. En nombre de la libertad se suprimieron las libertades. Cesó la libertad de prensa y de cultos. Monjes, curas y religiosos martirizados y ejecutados.
Se formaron milicias comandadas por "comisarios" y sociedades "populares" muy sanguinarias.

La Revolución se adueñó de toda Francia, pero fue muy ambiciosa y se lanzó al extranjero sin consolidarse previamente en el interior, aunque contaba con todo el apoyo internacional de las sociedades secretas y se pretendió la "liberalización" de otros pueblos.

Desde Portugal a Prusia, desde Países Bajos hasta Italia, la Revolución realizó enormes saqueos. Confiscó bienes de la Iglesia y Montes de Piedad. Ocupó conventos, desterró y asesinó religiosos y católicos. El Papa fue expulsado de Roma y se proclamó la República Romana. Millones de libras eran enviadas a Francia para reclutar más tropas y emitir propaganda. Francia movilizó 1.600.000 hombres en un país de 27 millones.

La Revolución de 1789 fue un torrente tan grande de atropellos e infamias que se recordaría con vergüenza de no ser una propaganda constante, explícita y sutil, que la ha barnizado como epopeya de humanitarismo, de "derechos del hombre", de libertad, igualdad y fraternidad (la memoria histórica de la época).


PERDIÓ MUCHO, PERO NO TODO.
La Revolución se fue desgastando y perdió gran parte de sus conquistas en Europa, pero no todas. Sus reveses más grandes fueron políticos, pero en modo alguno estaba vencida, simplemente se replegó al secreto de las logias y siguió la infiltración y labor de zapa, debilitar y dividir a los adversarios.
Lo primero fue ir destiñendo sus atropellos e injusticias, que se fueran olvidando y consiguió un gran éxito cuando los franceses admitieron celebrar como una fiesta (en Francia y todo el mundo) aquél aquelarre de asesinatos.
Tan sólo 90 años después Víctor Hugo la denominaba "la gran fiesta de todas las naciones". Se suavizó en la forma y se presentó como "liberalismo" pero con los siguientes puntos implícitos:
1.- no hay ley divina, sólo humana.
2.- la razón es independiente de todo principio moral, del Bien o del Mal.
3.- la moral es relativa.
4.- laicismo obligatorio, gradualmente mutando a agnosticismo a ateísmo y anticristianismo.
5.- la mayoría posee la verdad, quien gobierna en nombre de la mayoría es independiente de todo derecho, natural o divino.
6.- tolerancia disfrazada de libertas hacia todo lo que sea contrario a la civilización y/o tradición cristiana.
7.- decreciente tolerancia para lo que se oponga al "liberalismo".
8.- acreditar, por todo medio disponible, los principios revolucionarios, y prestigiarlos denominándolos "progreso".

Los artistas del engaño y la mentira usan frecuentemente los términos demagógicos: progreso, liberal, liberalismo, etc. para imponer su credo y principios ideológicos aunque para ello deban aplicar severas censuras y dictadura.
No sorprende que muchos comunistas y marxistas actuales se definan como democrátas y liberales.


EXPANSIÓN ECONÓMICA:
Lo primero que hay que distinguir es la actividad económica sana de la ilícita, ésta es el cáncer del complejo económico, pero no es el sistema mismo.
Cuando se habla del "CAPITALISMO" como un elemento simple en que lo lícito y lo ilícito son inseparables es deslizarse en una serie de confusiones.

La economía es una parte, muy importante, de la actividad humana. No puede ser condenada en masa. Toda acción humana implica una acción económica (Von Mises).
No cabe duda que la economía es una actividad que satisface necesidades humanas. En el mercado libre, a veces denominado capitalismo, hay muchas funciones que operan correctamente para satisfacerlas. Sería injusto condenar indiscriminadamente el mercado libre, algo que se hace con frecuencia.
Indiscutiblemente es lícito producir, distribuir, comerciar y consumir. Todo libremente, según principios morales generales como los que deben regir cualquier relación humana.
La economía libre, no libertina, es un mecanismo para explotar con la mayor eficiencia los recursos naturales a disposición del hombre.
El que invierte para producir algo presta un servicio a la comunidad y obtiene un beneficio. El que invierte para especular, sin producción, no aporta nada. Es un parásito, una estafa.

Un ejemplo típico de especulador fue Mayer Amshel Rothschild que a inicios del XIX se había enriquecido mediante usura. Cuando fue vencido Napoleón en Waterloo, por ingleses y prusianos, Roghschild comisionó a su agente Rothworth para que llevara rápidamente a Londres la falsa noticia de que los ingleses habían sido derrotados, esto provocó el pánico y un desplome de la Bolsa, lo que aprovechó para adquirir gran cantidad de acciones a bajo precio. Cuando se supo de la victoria las acciones recuperaron su valor anterior y más y Rothschild acrecentó una vez más su fortuna.
Este magnate y mangante, multado en sus inicios por contrabando en Frakfort, creó una dinastía. A su hijo Salomon lo envío a París; a Natán a Londres, a James a Bélgica, y posteriormente a Karl a Nápoles.

En todas esas ciudades se montaron organismos de altas finanzas y sus riquezas crecieron más por sus actividades especulativas que por la lícita financiera.
Con ocasión de las guerras europeas prestaban dinero a alto interés a ambos bandos en pugna, contra garantías, así ganaban por partida doble amén del poder político que conseguían sobre los jefes de Estado.

Un caso similar fueron los de las guerras del opio con China de las que surgiría la "próspera": Hong Kong and Shanghai Banking Corporation.

O cuando Herbert y Cecil Rhodes descubrieron que había oro y diamantes en los territorios africanos de Trasvaal y Orange, colonizados por los colonos holandeses (bóers). Cómo estos eran un estorbo en sus fines de apropiarse de dichas riquezas, Cecil logró el apoyo de sus hermanos de logia y correligionarios: Oppenheimer, Seely, Garret y Rotschild, y la financiación de los Lazard, Morgan y Midlan Bank con lo que emprendieron la ofensiva armada.
Movilizaron cerca de 500.000 soldados (incluyendo 200.000 colonos británicos) que no sabían ni porqué luchaban ni porqué morían. y derrotaron a unos 60.000 bóers. Arrasaron todo, sembrados, pueblos e inventaron los "campos de concentración" de civiles. Las familias de combatientes bóers estuvieron confinados en dichos campos, de muy alta mortandad. Pero el monopolio del oro y diamantes dio una enorme fortuna a las dinastías Rhodes (de ahí el nombre de Rhodesia) y Oppenheimer.

Rhodes fue propietario de la Consolidated Goldfields Ltd. consideraba que su fortuna debería servir para fines políticos internacionales en lo que coincidía con Walther Rathenau (magnate nacido en Alemania y portector del comunismo) en que 300 magnates, con sus familias, mediante alianzas económicas, financiera y de sangre podían ser los directores de los destinos del mundo (¿Quién está detrás de Kissinger? I. Az Igazságot).

Estos y docenas de ejemplos más muestran que una cosa es la actividad económica sana, la que debería llamarse mercado libre, y otra distinta la actividad ilícita que busca fines ajenos a los económicos, de satisfacer necesidades humanas a cambio de unos beneficios.


CARACTERÍSTICAS DEL SUPRACAPITALISMO
1.- acumulación de recursos económicos gigantescos mediante tácticas inmorales.
2.- uso de esos recursos para acciones revolucionarias. La revolución es el medio de imponer todo tipo de controles: económicos, políticos, filosóficos, ideológicos, antireligiosos.

El estatismo, el paraíso de los países comunistizados (socializados) es SUPRACAPITALISMO, acumula inmensas fortunas para imponer controles de todo tipo con el pretexto del interés o el bien colectivo al que jamás sirve.

El Supracapitalismo no es la esencia de la empresa libre, ni del mercado, ni de la producción, ni de la propiedad privada. Es el cáncer que destruye todo eso y la libertad.


REVOLUCIÓN --> LIBERALISMO IDEOLÓGICO --> LIBERALISMO ECONÓMICO
En el acontecer económico se ha ido introduciendo lo inmoral y se ha ido negando lo moral. Se alega que lo económico está por encima de esos conceptos y se dota de tecnicismos y lenguaje oscuro que dificultan o impiden que se hurgue en ese terreno.
Se trata a la economía como si surgiera de leyes físicas, totalmente ajenas al hombre y que el hombre no puede adecuar al bien común.
A todo eso se le encubre con el término Liberalismo económico., una rama del ideológico que deriva del tronco de la revolución.

En la teoría de David Ricardo hay mucho de verdad, pero también de engaño. Elimina de la economía todo factor ético. Sostiene que la gente sólo persigue su propio interés en los fenómenos económicos y que ese interés es lo único que cuenta.
Por supuesto que todos buscamos nuestro propio interés, es connatural a nuestra naturaleza, pero ¿sin límites? ¿sin considera el daño que el abuso origina a terceros?
A la ley de la oferta y la demanda, básicamente cierta se le otorga el libertinaje de poder restringir, artificialmente, la oferta. La libre concurrencia es burlada con el dumping, monopolio, etc.

El crédito se usa como arma, favoreciendo a unos y perjudicando a otros. La concesión de crédito abundante se sigue, como hemos comprobado recientemente, de una súbita restricción, premeditada, que permite a los especuladores hacer bajar los precios, comprar a la baja, y luego revender al alza.


EUROPA EN LA TENAZA POLÍTICO ECONÓMICA
Tras la derrota napoleónica, Francia entró en crisis. Rotschild acudió al rescate con un préstamo de 187 millones de francos, pero debían reembolsarle 384 más 17 millones de intereses anuales.

Por otro lado empezó la reestructuración de las logias (323 conocidas). Todas encaminadas a la Revolución, entre otras funcionaban las siguientes órdenes: Los Misraim, Filosóficos, Místicos, Rito de Memphis, Caballeros de la Fe, Herméticos y Cabalistas, Logia Arco Iris, Neo templarios, etc. que se bifurcaban después en: Sociedad Amigos del Pueblo, Protestadores de Julio, Sociedad de la Libertad, del Orden y del Progreso, la Sociedad de los Derechos del Hombre, logias especializadas en infiltrarse en el ejército, en la judicatura, etc.

El marqués de Aumalac conoció los secretos de una logia, denunciando la complicidad entre la alta finanza y los revolucionarios, tras ello sufrió un atentado del que milagrosamente logró salvarse, pero poco después murió al desbocarse los caballos de su coche bajo los efectos de una droga (13 julio 1842).

En 1847 se efectuó en París un congreso masónico que acordó intensificar la lucha contra el catolicismo. Ese año empezó a circular el Manifiesto Comunista de los judíos Marx (Kissel Mordekay, nieto de rabino) y Engels (que elaboraron por encargo y bajo financiación de Rotschild).
En la correspondencia de Marx se encontró una carta de su amigo Baruch-Levy donde le decía que la riqueza pública podría llegar a ser administrada por su estirpe, así se cumplirán las promesas talmúdicas, de que al llegar los tiempos del Mesías, los judíos tendrán en sus manos las riquezas de todos los pueblos del mundo (Los Orígenes Ocultos del Bolchevismo, de Jules Tallendier).

El Manifiesto Comunista contenía los mismos principios de la Revolución. Lucha contra Cristo, lucha de clases, supresión propiedad privada, etc.


LA GUERRA DE LOS MASS MEDIA
Con objeto de servir a la ideología revolucionaria en el campo informativo Charles L. Havas había creado en París la agencia de noticias Havas (1835) a la que se asociaron Wolff en Berlín y Pablo Reuter que se inició con palomas mensajeras.
Charles Havas y luego su hijo, Augusto, crearon la Sociedad General de Anuncios mediante la que fueron favoreciendo a determinados diarios con la publicidad comercial.

La Agencia Havas fue el germen de la que sería la Associated Press, de New York con la que se daba información uniformada en EEUU y Europa.

En otro campo actuaba la masonería operativa "Alta Venta" de los carbonarios que tenían un fantástico plan para valerse de jerarcas de la Iglesia Católica en su apoyo a la Revolución. El Papa Gregorio XVI conoció dicho plan y permitió publicarlo. Decía: "el trabajo que vamos a emprender no es trabajo de un día, ni de un mes, ni de un año; puede durar muchos años, un siglo tal vez. Lo que buscamos, como los judíos esperan el Mesías, es un Papa según nuestras necesidades ... Que el clero marche bajo nuestro estandarte creyendo caminar bajo las banderas de las Llaves Apostólicas (publicado en 1859/60/61 como advertencia bajo el título: "La Iglesia Romana Frente a la Revolución").

No tardó en descargarse un nuevo golpe revolucionario contra Francia (1870/1). el hermano masón Thirifocque dijo en la Comuna que se trata de la "revolución más grande que el mundo puede contemplar; es un nuevo templo de Salomón, que los masones están obligados a defender) y otra vez la chusma fue movida a profanar las iglesias, arzobispos y sacerdotes nuevamente asesinados, novedosas "feministas" anunciaban que era necesario "liberar" a la mujer de la esclavitud matrimonial, quema de conventos, ...
El ejército sofocó la rebelión al coste de unos 30.000 nuevos muertos.

El Papa Pío IX reiteró la advertencia de que de las sectas ocultas manaba la acción revolucionaria anticristiana. (La Revolución de 1871, Nesta H. Webster).

Una vez más la fase violenta había fracasado, pero la infiltración y la zapa continuaron su labor.
Los textos escolares se revisaban previamente en las logias. El historiador Jean Lombard se preguntaba cómo era posible que una Francia católica al 98% pasase eso, pero es que una minoría decidida, bien financiada y organizada puede imponerse a una inmensa mayoría sin organizar.
Volver arriba Ir abajo
ascuas
CAMARADA CAMISA NUEVA
CAMARADA CAMISA NUEVA
avatar

Cantidad de envíos : 153
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/06/2013

MensajeTema: En el Nuevo Continente. "ª parte   Lun 15 Jul - 23:24:44

EEUU EN EL XIX.
En el XIX EEUU fue el país con más desarrollo. Entre todos los inmigrantes llegados destacaron, por sus amplias miras, unos descendientes de un grupo llegado en el XVII, bajo el patrocinio de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, (Holanda), que les franqueó las puertas en la isla de Manhattan, contra la oposición del goberandor Peter Stuyvesant.
Construyeron una pared para dividir y separa a aquellos recién llegados y a un estrecho pasadizo se le denominó: calle de la pared --> Wall Street.
De ahí surgirían los promotores del llamado Banco de EEUU, con un gran poder. Tanto que el presidente Jefferson decía: "la alta finanza se está volviendo peligrosa, pues ha constituido una aristocracia que desafía al Gobierno" (El Enigma Capitalista, de Joaquín Bochaca).

John Pierpont Morgan hizo fortuna con los ferrocarriles del sureste, especuló con materiales del Estado y erigió la Casa Drexel Morgan and Company, una de las más poderosas del mundo. Luego constituyó la Unidted States Steel Corporation y a continuación la International Mercantile Marine Co. Se le conocía como el rey del acero.

Cornelius Vanderbilt, primero de la dinastía, hizo fortuna con ferrocarriles y enriqueció con subvenciones oficiales para la navegación. Influenció la educación en las Universidades de Columbia y Vanderbilt.

Jay Gould, conocido por su falta de escrúpulos, especuló con monopolios y ferrocarriles. Hizo el ferrocarril elevado de New York y montó la Western Union Telegrapg Company.

Meyer Guggenheim, llegado de Suiza, hizo fortuna con el cobre refinado, asoció a sus cuatro hermanos y formó la Philadelpia Smelting and Refining Co. Aprovechó influencias políticas para extender su imperio a los yacimientos auríferos de Alaska, de estaño en Bolivia y de cobre en Chile.

etc. etc.

En 1867 ya había más de 10.000 logias operando en suelo de EEUU. Pero una de las más destacadas era la The Independent Order of B'nai B'rith (la Orden Independiente de los Hijos del Pacto), formada por magnates racistas exclusivamente para judíos.

Abraham Kuhn y su socio Salomon Loeb fundaron en NY una casa bancaria para operar en las construcciones de ferrocarriles. Extendieron sus actividades a la American Smelting and Refining Association, a la Westinhouse Electric y a la Western Union Telegraph y a las compañías de seguros.
Invitaron a un nuevo socio: Jacob Schiff, simpatizante, como todos ellos de los movimientos revolucionarios europeos.

John Davidson Rockefeller levantó el trust de la Standard Oil y luego las minas y fundiciones. El juez Landis (Chicago) le impuso una multa astronómica de 29 millones $ por diversos delitos finanieros, pero Rockefeller ya tenía influencia política para eludir la justicia.
Hacia 1870 la Standar Oil tenía el monopolio total del refino del petróleo con este y otros trust Rockefeller (senior) haría una fortuna de más de 1.000 millones $, era el hombre más rico del mundo.

En la década de 1880 unas 3.000 grandes y grandísimas empresas fueron fusionadas en unos 300 trust. Mediante maniobras de crédito cerrando el paso a la libre competencia, concentrando el crédito en pocas, muy pocas manos y fabricando, deliberadamente, desplomes de precios que obligaban a algunos productores a vender o asociarse. Luego se forzaban alzas amañadas que proveían ingentes beneficios. (Las Empresas Multinacionales, de Christopher Tugendhat).

Ante la alarma de jueces y legisladores se logró evacuar la Ley Sherman (anti trust) en 1890, para disolver monopolios como la Standard Oil pero los archi ricos se las ingeniaron para dar la apariencia de disolver sus bloques. Luego formaron fundaciones para hacer donativos y lograr exención de impuestos. Con los donativos, enormes (pequeña fracción del ahorro fiscal) controlaron múltiples organismos de enseñanza y aumentaron su influencia en la máquina gubernamental.

Las dinastías Morgan (NY) y Rockefeller (Ohio) se acoplaron para reforzar más su poderío casi ilimitado, pero enmascararon sus acciones bajo innumerables testaferros, filiales y fideicomisos.

Al menos una gran parte de la alta finanza y de la alta masonería (con sede en Charleston) funcionaban conjuntamente para imponer el Liberalismo económico bajo el que se erigía , ya a fin del XIX, un gigantesco movimiento político internacional (El Gobierno Mundial y la Contra-Iglesia, de Pierre de Virión).


EL PRIVILEGIO DE EMITIR DINERO
A inicios del XX un relativo pequeño número de super magnates archi ricos, encabezados por Bernard BMannes Baruch, Henry Morgentahu y Jacobb Schiff apoyaron a Wodrow Wilson paar que llegara a la Casa Blanca en la que estuvo de 1913 a 1919.
A cambio del apoyo lograron en 1913 que Wilson y varios legisladores (apoyados por igual grupo) votaron una ley.

Esta ley inicua, votada subrepticiamente (Navidades), con muchos legisladores chanteajeados o sobornados, y aún así sin el quórum legal suficiente salió adelante, era la Federal Reserve Act.
Permitía que un organismo PRIVADO cuyo primer presidente fue Warburg se encargara de la emisión, sustraída al Estado, de emitir la moneda legal, los dólares. Contra la Constitución que atribuía dicha labor al Congreso se le concedió a unos cuantos financieros judíos. La excusa dada era separar la función política de la económica de crear el dinero.

En realidad unas cuantas familias, estrechamente unidas por intereses económicos, financieros y de sangre: National City Bank (NY), la John Pierpont Morgan, La Kuhn&Loeb Co, y el First National City Bank adquirían una influencia decisiva en el campo económico y político. Incluso el Estado tenía que acudir al Federal Reserve Syustem cuando necesitaba dinero para cualquier acción u obra pública, y el préstamo era a INTERÉS.

En Gran Bretaña sucedía algo similar con el Banco de "Inglaterra" controlado por los Lazard, Oppenheimer, Warburg, Seligman, Samuel Montagu, etc.).


MUCHOS DIVIDENDOS Y EL NACIMIENTO DE LA URSS
En 1914 el Imperio Británico tenía a su servicio a unos 140 millones de súbditos era la primera potencia mundial. Pero Alemania ganaba terreno rápidamente, con una fuerte industria nacionalista y ya estaba en segundo lugar. Aventajaba a los ingleses en producción de acero. Y estaba cerca en comercio exterior, sobrepasando al de EEUU.

Esta fue una de las causas del estallido de la IGM, Inmediatamente EEUU abrió créditos para los aliados y el centro de la alta finanza de Londres empezó a girar hacia NY como nuevo centro mundial.

En 1917 empezaron a llegar ingentes cantidades de financiación a los revolucionarios soviéticos desde Kunh, Loeb&Co, Félix Warburg, Otto Kahn, Joseph Morgan, Jacobo Schiff, Olef Ascberg, etc.
El servicio secreto de EEUU conoció la ayuda y emitió a varios países circulares al respecto que han sido publicadas.

La guerra terminó en 1918, previamente un congreso de la masonería, celebrado en París el año anterior había formulado directivas para elaborar el tratado de paz que se conocería como Tratado de Versalles (1919).
En esos días la Revolución estaba a punto de ser aplastada en Rusia. Pero en el Tratado de Versalles se introdujo, en la cláusula 6ª) una prohibición expresa de ayuda internacional a la Rusia nacionalista contrarevolucionaria. Según se decía para no interferir en la "autodeterminación de los pueblos". Pero la ayuda a los soviets llegaba a espuertas cuya CHEKA realizaba matanzas masivas de los opositores o potencialmente opositores.

La Kuhn, Loeb&Co, la mayor organización de crédito NY actuó como banca de depósito del grupo revolucionario entre 1918-22. Luego prestó dinero para el primer plan quinquenal.
El Chase Manhattan Bank de John Rockefeller (abuelo de David) también auxilió a los soviéticos para suministrar créditos, particularmente para máquinas y herramientas.
También lo hicieron otros banqueros como Max y Jacob Schiff.

Además de los créditos recibió tecnología, cuadros de formadores, operarios cualificados, etc.

De los ríos de ayuda financiera que recibieron los soviéticos la inmensa mayoría no fueron devueltos, el Federal Reserve Board EEUU absorbió esas pérdidas enormes, así la podría decirse, sin faltar a la verdad que por influencia de unas pocas familias archiricas la Revolución Marxista Soviética la sufragó el ingenuo y desinformado pueblo norteamericano con su contribución y pagos fiscales.

Pero también el magnate Walther Rathenau de la industria "alemana" AEG auxilió a sus correligionarios soviéticos montando la primera fábrica de aviones (junkers), astilleros, instalaciones eléctricas, talleres para tanques de guerra, escuelas de pilotos, etc.

Sin contar con la ayuda logística y de espionaje de las logias, de los medios de comunicación masivo: cine, prensa, agencias de noticias, universidades, etc.

En resumen los TEÓRICOS COMUNISTAS del XX: Marx, Engels, Heine, etc. fueron patrocinados por sus correligionarios Rotschild.
Luego en 1917 los revolucionarios Lenin, Trotsky, Stalin, Kamenev, etc. fueron auxiliados por otros magnates de EEUU y Europa.
Y desde 1920 en adelante esa ayuda se ha mantenido ininterrumpidamente.

Los más ricos del mundo no son tontos ni ignoran el destino de sus multimillonarias ayudas. Lo hace con pleno conocimiento porque la ideología revolucionaria secular, desde (desde hace siglos) abarca lo político, lo religioso, lo económico, lo filosófico, lo sociológico.

En tanto en la URSS dominaba el comunismo en Europa se desarrollaba el Supracapitalismo, brazo económico de la misma ideología revolucionaria y con iguales fines.
Volver arriba Ir abajo
 
Capitalismo vs Supracapitalismo. 1ª Parte Origen Histórico
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El materialismo histórico
» Prosegur, en nuevos máximos históricos
» Atrapan prehistórico pez de más de 12 pies de largo-VÍDEO
» Carod Rovira: un colonialista depredador
» SAN ISIDRO. "FAMILIAS TRADICIONALES". Turismo por el casco histórico.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial del MCE.AJE :: Principal-
Cambiar a: