Foro oficial del MCE.AJE


 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 3ª Parte: QUÉ CONSIGUIERON LAS CRUZADAS Y QUE NO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ascuas
CAMARADA CAMISA NUEVA
CAMARADA CAMISA NUEVA
avatar

Cantidad de envíos : 153
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/06/2013

MensajeTema: 3ª Parte: QUÉ CONSIGUIERON LAS CRUZADAS Y QUE NO   Dom 28 Jul - 1:14:54

Muchos dicen que pese a las evidencias (parte I y II en hilos de este foro) las Cruzadas siguen siendo una mancha en la historia de la civilización occidental, después de todo hasta el Papa Juan Pablo II pidió perdón ¿por qué habría de hacerlo si las Cruzadas no hubieran sido tan negativas?

Pese a que está bastante difundida la idea de que Juan Pablo II pidió perdón por las Cruzadas. Cuando murió el Washington Post recordó a sus lectores que "durante su largo reinado, el Papa Juan Pablo II pidió perdón:
· a los musulmanes por las Cruzadas,
· a los judíos por el antisemitismo,
· a los ortodoxos por el saqueo de Constantinopla,
· a los italianos por las asociaciones del Vaticano con la mafia y
· a los científicos por la persecución a Galileo".
(Alan Cooperman: For Victims, Strong Words Were Not Enough" Washington Post, 3 abril 2003).

Pese a todo Juan Pablo II NO PIDIÓ perdón por las Cruzadas. Lo más cerca que estuvo de ello fue el 12 de marzo 2000 en "el Día del Perdón" cuando dijo durante su homilía: "No debemos dejar de reconocer las infidelidades al Evangelio cometidas por algunos de nuestros hermanos, especialmente a lo largo del segundo milenio. Pidamos perdón por las divisiones que tuvieron lugar entre los cristianos, por la violencia que algunos usaron al servir a la verdad, y por la desconfianza y actitudes hostiles que a veces han existido hacia los adeptos a otras religiones".

Por mucho que se rebusque es difícil considera esto a pedir disculpas por las Cruzadas. Viendo la historia los cruzados no merecen el oprobio del mundo sino su GRATITUD.


QUÉ LOGRARON LAS CRUZADAS Y QUÉ NO
Si bien hubo varias Cruzadas cuando los historiadores hablan de "las Cruzadas" se refieren a la serie de siete campañas que llevaron a cabo las tropas de Europa occidental contra los musulmanes en Tierra Santa.
La Primera, convocada en 1095 comenzó en 1099.
La Séptima finalizó en 1250.
Finalmente la última de las ciudades cruzadas recayó en manos musulmanas en 1291.

Tras las Cruzadas los musulmanes volvieron a sus ataques para conquistar Europa mediante la yihad.

los cristianos fueron tan responsables como los musulmanes de la conquista islámica de Europa Oriental. Su enfoque fue limitado y establecieron alianzas desastrosas con fuerzas de la yihad.

Los occidentales que piensen que los no musulmanes pueden ganar los corazones y las mentes de los yihadistas islaḿicos manifiestan la misa ingenuidad y cortedad de miras.

En RESUMEN:
La Primera fue la Cruzada más exitosa (1098-99) los cruzados reconquistaron Jerusalén y establecieron varios estados en Oriente Próximo.

La Segunda (1098-1148) fue un intento fallido, desastroso, de reconquista de un estado cruzado, Edesa, que había caído en manos musulmanas en 1144. En su ruta hacia Oriente, participaron en la reconquista de Lisboa a los musulmanes en 1147. Cuando finalmente llegaron a Oriente la mayor parte del ejército cruzado fue vencido en Asia Menor, antes de Tierra Santa.

La Tercera (1188-92) fue convocada por el Papa Gregorio VIII tras la toma de Jerusalén por Saladino y destruyó a los cruzados en Hattin (1187). Estuvo dominada por fuertes personalidades que generalmente se enfrentaban entre ellos: el emperador Felipe Barbarroja, el rey Ricardo Corazón de León de Inglaterra, y el rey Felipe de Francia.
No lograron reconquistar Jerusalén pero reforzaron los estados cruzados de ultramar en la costa de Oriente Próximo.

La Cuarta (1201-04) fue desviada por una decisión desastrosa de un aspirante al trono bizantino, que convención a los cruzados para que fueran a Constantinopla para ayudarlo a presionar en su favor. Los cruzados acabaron saqueando Constantinopla y ganando la eterna enemistad de los bizantinos debilitando al ya agónico Imperio bizantino.

La Quinta (1218-21) se centró en Egipto. Los cruzados esperaban reconquistar Jerusalén minando el poder egipcio. Sitiaron Damieta, una ciudad del delta del Nilo, puerta de entrda a las ciudades egipcias más importantes: El Cairo y Alejandría.
Al prolongarse el sitio, el sultán Al-Kamil se preocupó y en dos ocasiones ofreció a los cruzados restaurar el reino de Jerusalén si abandonaban Egipto. Los cruzados se negaron y tomaron Damieta pero las luchas internas y desunión los abocó al fracaso y acordaron una tregua de 8 años con Al-Kamil abandonando Damieta a cambio de la Vera Cruz (una reliquia de la cruz donde murió Jesús) de la que se había apoderado Saladino.

La Sexta (1228-29) fue continuación de la quinta. Después de años de postergar sus votos como cruzado, el emperador del Sacro Imperio Romano Federico II fue excomulgado; no obstante, aún así, se encaminó hacia Tierra Santa. La mera perspectiva de otra Cruzada parecía atemorizar a Al-Kamil quien había intentado conquistar Damasco y ofreció a los cruzados una tregua de 10 años a cambio de la reconquista de Jerusalén, Belén y Nazaret. Pero Federico aceptó dejar Jerusalén indefensa y permitió que los musulmanes se quedaran allí sin restricciones lo que condenó a que los musulmanes retomaran la ciudad en 1244, matando a un gran número de cristianos y quemando las sinagogas e iglesias, incluida la del Santo Sepulcro.

La Séptima(1248-50) fue la mejor equipada y organizada de todas, fue conducida por el pío rey francés Luis IX, que volvió a poner la mirada en Egipto y reconquistó Damieta. Pero al tomar El Cairo los cruzados fueron derrotados en Mansura y el propio Luis fue hecho prisionero. Se pagó su rescate y volvió a Francia tras un breve período en un centro cruzado (Acre). Intentaría concretar otra cruzada pero sólo lo consiguió en parte.

Los reinos cruzados se mantuvieron unas décadas más. Antioquía, donde los cruzados establecieron su primer reino en 1098 cayó en 1268. En el año 1291 los musulmanes tomaron Acre (lugar estratégico) y arrasaron al ejército cruzado.
Luego irían cayendo el resto de ciudades cristianas de Ultramar.

Europa intentó organizar nuevas cruzadas pero no se concretaron. Ya no volvería a restablecerse la presencia de cruzados en Oriente Próximo.


NEGOCIACIONES CON LOS MONGOLES
En 1287, cuando la última de las ciudades de Ultramar se enfrentaba a su fin, llegó una oferta de ayuda inesperada. Arghun, jefe mongo de Persia y vasallo del gran conquistador Kublai Khan, envió un emisario a Europa.
Arghun no era un excéntrico, durante bastante tiempo los mongoles habían estado en malas relaciones con los musulmanes.
En 1258, Hulagu Khan, el hermano de Kublai, acabó con el califato abasí.
Dos años después, un líder cristiano mongol: Kitbuka tomó Damasco y Alepo en Siria y las puso bajo control mongol.
Arghun quería despertar el interés de los reyes europeos para hacer causa común y de una vez por todas arrancar de Tierra Santa a los musulmanes.
Arghun era budista y su mejor amigo el jefe (catholicós) de la Iglesia Nestoriana (secta cristiana que había roto con el imperio en 431) y su visir era judío. Al parecer Arghun tenía en consideración todas las creencias excepto el islam.
Llegó al poder en Persia derrocando al jefe musulmán Ahmed (converso del cristianismo nestoriano) después de que éste intentara unificar las fuerzas con los mamelucos de El Cairo.
En 1285 Ahmed había escrito al papa Honorio IV sugiriendo una alianza. Cuando el papa no respondió envió a Raban Sauma, un cristiano nestoriano, desde Asia Central para discutir, personalmente, sobe el tema con el Papa y los reyes cristianos. El viaje de Sauma se inició en Trebisonda y recorrió el camino hasta Burdeos para reunirse con el rey Eduardo I de Inglaterra. En el trayecto se encontró con el emperador bizantino Andrónico en Constantinopla (el Rey Basileo), viajó a Nápoles, Roma (Honorio IV acababa de morir y aún no había nuevo Papa) y Génova. Luego iría a París a reunirse con Felipe IV de Francia, se encontró con Eduardo y volvió a Roma para reunirse con el nuevo Papa Nicolás IV.
La propuesta mongola de alianza con cristianos era bien recibida para liberar Tierra Santa. Felipe IV se ofreció a encabezar el ejército en persona. Eduardo I también se entusiasmó. El Papa Nicolás agasajó a Sauma, Arghum y los catholicós nestorianos. Pero ninguno de ellos pudo fijar la fecha de una nueva Cruzada y todo se disolvió sin concretarse en nada.
Había demasiada desunión y estrechez de miras en los reinos europeos, todos con problemas domésticos a resolver, así no pudieron hacerse cargo de la propuesta mongola.

Descontento de los resultados, en 1289, Arghun envió otro emisario: Buscarel de Gisolf solicitando ayuda a Felipe IV y Eduardo I y ofrecía entregar Jerusalén a los cristianos de Europa.
Eduardo respondió (era el único superviviente) de forma cortés pero neutral. Arghun volvió a insistir en 1291 pero para entonces ya habían caído los reinos de Ultramar en Oriente Próximo. Cuando los emisarios volvieron Arghun ya había fallecido (Steven Runciman en A History of the Crusades, vol. 3, pgs. 389-402).

Si se hubiera aceptado la alianza se hubiera podido reconquistar Tierra Santa, lo que hubiera postergado la marcha musulmana sobre Europa Oriental que se iniciaría un siglo después de la destrucción de Ultramar. Pero los líderes europeos, cortos de miras, por problemas internos, insignifcantes, no supieron percibir la magnitud de lo que estaba en juego. No comprendieron los objetivos últimos de los guerreros de la yihad.


NEGOCIANDO CON LOS MUSULMANES
A estas alturas la yihad ya tenía 700 años de antigüedad, había avanzado con el fortalecimiento de los musulmanes y se había estancado con la debilidad de los mismos, pero nunca se había dejado de lado ni repudiado por ningún líder o secta musulmana.
Eso no excluía acuerdos con los cristianos. El historiador inglés Mateo de París informaba que en 1238 hubo enviados musulmanes a Francia e Inglaterra, esperando apoyo para una acción conjunta contra los mongoles un hecho que abre una nueva perspectiva sobre la visión moderna musulmana y "políticamente correcta" de que las Cruzadas no eran otra cosa que "violaciones" del territorio islámico.

El ejemplo de Juan VI es ejemplo de la cortedad de miras de los cristianos. Los musulmanes llegaron a Europa porque les solicitó ayuda (apoyo en su lucha dinástica). Pero en 1348 atravesaron los Dardanelos y en 1354 ya ocupaban Galípoli. En 1357 se apoderaron de la imponente fortaleza bizantina de Adrianópolis. En 1359, el sultán Murad I fundó el cuerpo de los jenízaros, fuerza de choque de jóvenes raptados a sus familias cristianas cuando eran niños y esclavizados que se convirtieron al islam por la fuerza (según el historiador Godfrey Goodwin ningún niño que hubiera sido reclutado podía haberse convertido al islam si no era por libre y propia voluntad, si es que la elección entre la vida y la muerte puede llamarse libre voluntad) (Godfrey Goodwin: The Jenissaries, Saqi Books, London, 1997, pag. 34).
Los jenízaros se convirtieron en una extraordinaria fuerza de choque contra la Cristiandad. En algunos lugares, el reclutamiento de estos niños era un acontecimiento anual, los padres cristianos eran obligados a presentarse en las plazas con sus hijos, los musulmanes se apoderaban de los jóvenes más fuertes y brillanets que nunca volverían a sus casas.

Los musulmanes llegaron a Europa para quedarse, y en los años subsiguientes reanudaron la yihad. Con una Europa desunida y ocupada en asuntos internos, lograron apoderarse de territorios europeos cada vez más vastos: Grecia, Bulgaria, Serbia, Macedonia, Albania, Croacia, y otros. El 15 de julio de 1389 se enfrentaron con fuerzas cristianas en una batalla en Kosovo, esa fecha fue el día de luto más importante para los serbios.
El avance en Europa Oriental acababa de iniciarse. Fue el egoísmo y la falta de conocimiento y visión de Juan VI lo que les abrió las puertas ¿qué sabía Juan de los motivos y objetivos turcos? ¿en qué medida conocía el imperativo de la yihad? Quizás pensaba que la teología y la superestructura legal de la yihad eran teorías y que los musulmanes eran susceptibles de negociar. Hasta es posible que pensara que los hombres cultos pueden llegar a un entendimiento por encima de divisiones culturales y creencias religiosas.

No sería el primer, ni el último estadista, europeo en cometer esos errores.


¿QUÉ HUBIERA SIDO SIN LAS CRUZADAS?
Sin Cruzadas ¿Cómo sería el mundo actual? ¿habría paz, comprensión y buena voluntad entre cristianos y musulmanes?

Según Amin Maalouf "no cabe duda de que el cisma entre estos dos mundos data de las Cruzadas, que han sido y siguen siendo profundamente sentidas por los árabes como actos de "expoliación"

Sin las Cruzadas el mundo habría, indiscutiblemente diferente, incluso en aspectos imprevistos ¿Significan algo las palabras "la mezquita de San Pedro de Roma"?
- pese a que las Cruzadas fracasaron en su objetivo principal (reconquista Tierra Santa) fueron fundamentales para prevenir la conquista de Europa por la yihad.
- los pueblos que vivieron en las "tolerantes y plurales sociedades islámicas" quedaron reducidos a escasas minorías acosados, reprimidos y despreciados.
- la enemistad islámica por los no creyentes es una constante histórica del islam que sigue persistiendo actualmente.


MITO: LAS CRUZADAS NO LOGRARON OBJETIVO ALGUNO
Muchos historiadores han considerado que las Cruzadas han sido un gran fracaso. No les faltan razones:
· la continuidad de las yihads incluso en el Centro de Europa.
· la ineficacia de los cruzados para fundar estados duraderos, mantener presencia continua en Tierra Santa.
· la enemistad ha generado entre cristianos y musulmanes, pero también entre cristianos orientales y occidentales.

Según el libro: The Monks of Kublai Khan Emperor of China, of The History of the Life and Travels of rabbban Sawma, Envoy and Pleniptentiary of the Mongol Khans to the Kings of Europe, and Markos Who As Mar Yahb-Allaha III Became Patriarch of the Nestorian Church in Asia, publicado en Londres 1928 está agotado pero la agencia Asiria de noticias Internacionales ha prestado un gran servicio al ponerlo a disposición en su web:
www.aina. org/books/mokk/mokk.htm

El objetivo básico de las Cruzadas fue proteger a los peregrinos cristianos de Tierra Santa del acoso musulmán y lo que originó el establecimiento de los estados cruzados. Aunque tras la Segunda quedaron muy debilitados y ya no se recuperaron, desapareciendo en 1291.
Los cruzados tampoco pudieron parar a los yihadistas que avanzaron a través de Europa, pero durante las Cruzadas las aventuras e incursiones islámicas disminuyeron muy notablemente en Europa. Tanto la conquista de España, de Oriente Próximo, África del Norte y el primer sitio de Constantinopla tuvieron lugar antes de la Primera Cruzada.

Las batallas de Kosovo y Varna que anunciaron un resurgir expansionista del islam en Europa oriental se produjeron tras el colapso de las últimas posesiones cruzadas en Oriente Próximo.

Entonces ¿qué consiguieron las Cruzadas? principalmente GANAR TIEMPO PARA EUROPA, un tiempo que pudo significar la diferencia entre su desaparición y su renacimiento y regreso con gloria.
Si Godofredo de Bouillon, Ricardo Corazón de León y otros innumerables cristianos no hubieran arriesgado sus posesiones y vidas para mantener el honor de Cristo y de su Iglesia a miles de kilómetros de sus hogares, los yihadistas habrían invadido Europa mucho antes.

Los ejércitos cruzados los mantuvieron a raya en un período crucial desde Antioquía a Ascalonia en Varna o Viena. Unificaron ejércitos que de otro modo no habrían existido. El llamamiento del Papa Urbano II unificó a los hombres en torno a una causa ("porque Dios lo quiere") de no haber existido no se hubieran formado guerreros ni equipado para poder repeler la invasión musulmana en sus propias tierras.

No es una cuestión menor, la mayor parte de las indagaciones filosóficas y científicas como los avances tecnológicos (el saber y civilización de gran parte de la humanidad de la época) se difundió desde la Europa cristiana. No es casualidad que la ciencia fuera del mundo cristiano y no del musulmán.
Los cristianos creían en un universo coherente y consistente gobernado por un Dios bueno.
Los musulmanes creían en un universo gobernado por un Dios cuya voluntad era tan absoluta que excluía cualquier tipo de coherencia y consistencia.
Pero las implicaciones de esta diferencia fundamental filosófica no podría operar sin la LIBERTAD que no les era permitida a cristianos (o no creyentes musulmanes) en territorios dominados por el islam. Históricamente todo el que ha vivido bajo dominio musulmán han quedado reducidos (sin importar su número, ni sus logros anteriores) al estatus de una escasa minoría, sin derechos ni especificidad cultural. Los únicos que han podido sortear ese destino son los pueblos que eludieron la dimmitud musulmana, los que lograron resistir ante la yihad islámica: los cristianos europeos y los hindúes en la India.
Volver arriba Ir abajo
 
3ª Parte: QUÉ CONSIGUIERON LAS CRUZADAS Y QUE NO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Qué es lo que aparece en la parte superior de la web?
» Las sumas no remunerativas más cerca de formar parte del salario
» Remolcador 13 de marzo Parte 1
» Hola soy Rocio, nueva por aqui, vengo de parte de Selenia
» FORMA PARTE DE LOS "OBJETIVOS 2020" DEL PODER EJECUTIVO. Crean Instituto de Planeamiento Agroindustrial.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial del MCE.AJE :: Principal-
Cambiar a: