Foro oficial del MCE.AJE


 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sinarquía y Educación Ilustrada.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ascuas
CAMARADA CAMISA NUEVA
CAMARADA CAMISA NUEVA
avatar

Cantidad de envíos : 153
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/06/2013

MensajeTema: Sinarquía y Educación Ilustrada.   Jue 17 Oct - 13:20:17

SINARQUÍA:
El movimiento sinárquico surgió en el XIX de los círculos masónicos iluministas franceses vinculados al Martinismo.

El sinarquismo fue formulado tras el fracaso de la genocida Revolución "Francesa" (1789) y del no menos genocida imperio de Napoleón (1808-1814) en donde se fue gestando.

La definida humanista, gloriosa y libearadora Revolución asesinó a más de 3.000 sacerdotes en su inicio y la cifra llegaría a 40.000 entre guillotinados y deportados.
Multitud de religiosas fueron violadas y torturadas hasta la muerte.
Pueblos enteros destruidos y miles de mártires fusilados, guillotinados, descuartizados, ahogados, quemados vivos, y torturados por oponerse a esa Revolución "liberal" y MASÓNICA, por mantenerse, en definitiva, fieles a su fe.

No suele contarse que hay un antecedente histórico de esas matanzas de cristianos que guarda gran similitud con la efectuada por los jacobinos. La Cruzada anticlerical producida en 1251 en el norte francés. Encabezada por un monje renegado húngaro llamado, ya es casualidad, Jacob.

Sus planteamientos ideológicos eran una recreación del Gnosticismo antiguo interpretado en su formulación más violenta. El iluminado afirmaba que asesinar a un sacerdote acumulaba méritos para la salvación.
Consiguió reunir un ejército de varios miles de hombres y atravesó las ciudades del norte de Francia, sin apenas oposición, pudo ocupar París, Orleáns y Amiens, en donde saqueó los conventos de frailes.
En Tours agrupó a los dominicos y a los franciscanos y los hizo desfilar por las calles a latigazos. Luego fue asesinado y su turba se dispersó con la misma rapidez que había aparecido. Era aún pronto ... faltaban más de 500 años para que sus "herederos" jacobinos triunfaran en Francia.

Durante la Revolución de 1789, según el historiador francés Reynald Secher (1955) en su obra: Le Genocide Francofrançais: La Vendèe Vengèe, en 18 meses y en solamente 10.000 km2 la bestial represión contra el levantamiento popular de la Vendèe supuso más de 120.000 desaparecidos, más del 15% de su población. Con la piel de los hombres se fabricaron botas, guantes con la de las mujeres.
Se usaron gases mortales y se envenenaron las aguas.
Se cargaban barcos y barcazas con campesinos y curas para hundirlos después en medio de los ríos.
Fue la más cruel matanza de la Historia conocida hasta entonces y el primer gran genocidio sistemático por motivo religioso.

También fue la primera masacre de este tipo hecha bajo la bandera de la "TOLERANCIA" y el lema MASÓNICO: "Libertad, Igualdad, Fraternidad o MUERTE" aunque el cuarto y último término se suele borrar en las historias oficiales pese a haber hecho uso y abuso de él.

La Revolución "Francesa" fue el referente metodológico para los regímenes genocidas del XX y para los que aún hoy existen.

Por su parte, independientemente de los millones de cadáveres que dejó a su paso en los campos de batalla y en sus brutales represiones, Napoleón Bonaparte, el Emperador MASÓN que consumó el primer proyecto sinárquico de la Historia moderna cometió un genocidio específico que no suele recogerse en los libros. Pero estudiado recientemente por el historiador francés Claude Ribbe (1954) en su obra: El Crimen de Napoleón.

Napoleón ordenó asesinar en 1802 mediante una "operación étnica" a 100.000 antillanos. Para ello usó, entre otras cosas, gas de dióxido de sulfuro. Al tiempo restablecía la esclavitud que se había abolido en 1794 y prohibía la entrada de negros en Francia.
Se estima que aproximadamente el régimen napoleónico exterminó a un millón de personas por motivos raciales.

Los masones esotéricos franceses, formados en el dogmatismo anticristiano, hijos de Napoleón y la Revolución, nietos de la Ilustración y el Iluminismo, veneradores de sus antepasados gnósticos, ya fueran paganos, cátaros, templarios, protestantes, rosacruces o masones, decían buscar un GOBIERNO MUNDIAL PARA LA PAZ. En realidad su apuesta era una tiranía impuesta de forma progresiva y "pacífica".
Se inspiraban en el modelo napoleónico, aunque su origen hay que buscarlo, una vez más, en el Gnosticismo histórico.

Como decía Bejamín Disraeli: "el mundo está gobernado por pesonajes muy distintos a los que se imaginan aquellos que no están detrás del telón"

En 1929 Zbigniew Brzezinski, asesor presidencial useño escribió en 1971 en su obra: International Politics in the Technetronic Era (La Política Internacional en la Era Tecnocrática): "la sociedad será dominada por una élite de personas libres de valores tradicionales, que no dudarán en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirán en el comportamiento del pueblo y controlarán y vigilarán con todo detalle a la sociedad".

Y dice el Apocalipsis: "para entender el misterio de la Bestia se requiere Sabiduría"

Dios dote de sabiduría a los hombres de buena voluntad, par que no continúe avanzando inexorablemente el proyecto sinárquico de la Bestia para el mundo.

"La vida es muy peligrosa, no por las malvados, sino por los que se sientan a ver qué ocurre".



EDUCACIÓN ILUSTRADA
Decía Honoré de Balzac (1799-1850): "hay dos historias, la oficial, embustera, que se enseña ad usum delfini, y la real, SECRETA, en la que están las verdaderas causas de los acontecimientos: una historia vergonzosa".

Y alguien en el XVII ya comentaba: "conviene que el pueblo sea guiado, no instruido, no es digno de serlo".
Aunque algunos piensen que es una frase de un retrógado defensor del Antiguo Régimen pertenece a un MASÓN ilustrado y esclavista: VOLTAIRE que tras reiterar durante su vida el lema "aplastemos a la infame" (refiriéndose a la Iglesia Católica) en sus postreros instantes mendigó la Extremaución.
Diderot llamaba Anticristo a Voltaire, y aunque su conversión final ha sido negada reiteradamente el Catedrático de Filosofía Carlos Valverde presentó la prueba definitiva en 1989 al descubrir en el número de abril de 1778 de la revista francesa Correspondance Littérairer, Philosophique et Crtitique en la que aparecía la copia de la profesión de fe del escritor. Literalmente: "yo, el que suscribe, declaro que habiendo padecido un vómito de sangre hace cuatro días, a la edad de 84 años y no habiendo podido ir a la Iglesia, el párroco de San Sulpicio ha querido añadir a sus buenas obras la de enviarme a M. Gautier, sacerdote. Yo me he confesado con él y, si Dios dispone de mí, muero en la santa religión católica en la que he nacido esperando de la misericordia divina que se dignará perdonar todas mis faltas, y que se ha escandalizado a la Iglesia, pido perdón a Dios y a ella. Firmado: Voltaire, 2 de marzo 1778 en la casa del marqués de Villete, en presencia del señor abate Mignot, mi sobrino, y del señor marqués de Villevielle, mi amigo. Firman también: el abate Mignot, Vilevielle".
Se añade: "Declaramos la presente copia conforme al original, que ha quedado en las manos del señor abate Gauthier y que ambos hemos firmado, como firmamos el presente certificado. En París, a 27 de mayo de 1778.

La relación puede estimarse auténtica como demuestran los otros dos documentos que se encuentran en el número de junio de la misma revista (nada clerical, por cierto) pues estaba editada por Grimm, Diderot y otros enciclopedistas.

Obrando igual que antes y después de él hicieron muchos masones famosos, no solicitó, sin embargo, un doctorado "honoris causa" sobre el GAU (Gran Arquitecto del Universo) que sería lo suyo según su filiación.

También en el XVIII alguien dijo: "el bien de la sociedad requiere que los conocimientos del pueblo no se extiendan más allá de sus labores" y es el mismo que repropaba a quien: "enseña a leer y escribir a personas a las que sólo debería instruirse en el manejo de la garlopa, el serrucho y la escofina"

Aunque pueda parecer que son frases que sólo pudieron ser dichas por un antiliberal o un pensador de la denostada Iglesia (según el secular mantra defensora de los privilegios de los poderosos) resulta que no, los ingenuos receptores de la versión retro-progre de la Historia no acertarían tampoco esta vez.

Son frases de Louis-René Caradeuc de la Chatolais (1701-1785) el ilustradísimo masón promotor para una Educación Nacional en Francia, y le sirvieron de acusación contra los jesuítas y otros clérigos que cometían el delito de querer enseñar a leer y escribir a los hijos del pueblo.

El no menos ilustrado y masón jansenita, el abate Gabriel-Françoise Coyer (1707-1782) autor del Plan de Educación Pública de 1770, propuso expulsar y devolver a sus padres a los hijos del pueblo que de la mano de los religiosos ocupaban 2460 plazas de las 5160 existentes en los colegios parisinos.

Y reconocemos con Jean Sevilla (Históricamente Incorrecto) "El pueblo de la Ilustración, el pueblo ideal, es el pueblo sin el pueblo". (Ciudadela Libros: Histricamente incorrecto (Saldado). Para acabar con el pasado nico (Jean Sevilla))

Lo que buscaba el PROYECTO MASÓNICO ILUSTRADO y que se plasmaría en la Revolución "Francesa" era la destrucción de todo lo pasado y de lo que el futuro pudiera deparar de forma natural. El fin era IMPONER un NUEVO ORDEN UNIVERSAL y PAGANO, fruto del Gnosticismo más rancio revestido de una seudo-erudición patrañera, pues ese es el contenido de la famosa "Enciclopedia" que hoy ni se atreven a editar para que su "ilustración" y "liberalismo" no causen carcajadas.

En sus entradas mezclan churras con merinas, la reproducción de muchos de sus epígrafes serían causa de suspenso (cuando los había) para cualquier estudiante de primaria. Veamos un ejemplo de muestra, para la entrada Abraham.
"Abraham es uno de los nombres más famosos en Asia Menor y en Arabia, como Tor entre los egipcios, el primer Zaratrusta en Persia, Hércules en Grecia, Orfeo en Tracia, Odín entre las naciones del norte y tantos otros cuya fama es mayor que la autenticidad de su historia".
Para los ilustrados enciclopedistas todo valía e igual eran los mitos, los personajes históricos, los épicos o los dioses paganos al recopilar su "saber universal". En la cúpula de ese Olimpo irracional "ilustrado" se sitúa el GAU, una diosa operativa mutable seǵun convenga, la Razón, y unos despóticos sacerdotes intérpretes de dicha religión en la tierra, los jerarcas iluministas.

Los jerarcas eran y son los únicos auténticamente libres para imponer su voluntad a discreción, pues se tienen por más iguales que el resto de mortales. Sólo están obligados a mostrarse hipócritamente fraternales con los hermanos de la logia de grado inferior, siempre que éstos se sometan a su despotismo. En realidad, los jerarcas son tiránicos padrastros para los sumisos y/o alucinados, que simplemente buscan su propio interés, como lo definió el ilustrísimos e ilustradísimo masón Paul-Henry Thry, Barón de Hoalbach (1723-1789) en su obra: Sistema de la Naturaleza: "llamamos interés al objeto al que cada hombre, según su temperamento y las ideas que le son propias, liga su bienestar, de donde vemos que el interés no es nunca otra cosa que aquello que cada uno de nosotros ve como necesario para su felicidad".

Si bien como era poco "vendible" para la masa, se presenta de forma más digerible: "fuimos nosotros los primeros que lanzamos al pueblo las palabras: "libertad, igualdad, fraternidad" palabras repetidas tantas veces en lo sucesivo por ignorantes cotorras y que no han sido empleada más que para destruir la prosperidad del mundo, la verdadera libertad individual, que en otros tiempos estuvo también garantizada".

Hablan de "libertad, igualdad, fraternidad" pero, en realidad, el minimalista principio es una incongruencia exitencial antinómica, pues si existiese libertad, su ejercicio interfiere la praxis de la igualdad, y si se impone la igualdad siempre será a costa de limitar la libertad.
Este falso principio entierra el concepto cristiano de Amor al prójimo para sustituirlo por la sectaria y restringida fraternidad masónica, en resumen, esta propuesta sin enjundia alguna solamente es una forma de encubrir lo contrario de lo que proclama.
Los masones de ambos lados del Atlántico destacaron por sus esfuerzos para implantar su "libertad" racista, su "igualdad" esclavista y su "fraternidad" explotadora.

Ante el concepto ilustrado y masónico de que sólo estudiaran los ricos, la España tradiconal consideraba la educación un valor universal al que debían acceder TODOS, ya en el XVI se obligó por ley en la España Americana a abrir escuelas a todos los pueblos, reducciones y encomiendas donde hubiera indios. Quienes no lo hicieran se veían inhabilitados a tener jornaleros como se hizo en numerosos casos.

Los obispos impulsaron en sus diócesis la creación de innumerables centros de enseñanza en los que se fueron introduciendo todo tipo de mejoras. También la Universidad es fruto de la Iglesia Católica, en Europa como en Hispanoamérica. Así ya en 11 de febrero de 1577 el obispo de Cuzco dirigió carta a la Corte por la que pedía la creación de una Universidad específicamente india. Dos siglos después el "progreso" de los masones ilustrados consistía en una educación restringida a los ricos.

Carlos I de España y V de Alemania (1500-1558) en la cédula de 1551, que renovaría su hijo Felipe II en 1562, incluía como ley en la Recopilación (Libro I, Título XXII, ley I): "Para servir a Dios Nuestro Señor, y bien público de nuestros Reinos, conviene que nuestros vasallos, súbditos y naturales tengan en ellos Universidades y Estudios generales, donde sean instruidos y graduados en todas las ciencias y facultades".

Dos siglos después el principio quedaría liquidado por los déspotas masones ilustrados que lo tacharían de "atavismo secular".

Estos "ilustrados" con su despótico y explotador criterio de "libertad" que consistía en que fuera obligatorio pagar por aprender a leer y escribir, haciendo necesario impedir que la Iglesia enseñara gratuitamente, pues para los masones no hay nada más peligroso que un pueblo culto y el español lo había venido siendo, al menos más que cualquier otro de Europa.

Esa realidad cultural fue fruto del concepto cristiano de la sociedad y la aplicación de la Iglesia en la enseñanza básica y gratuita de los hijos del pueblo; algo inasumible por los masones, ilustrados o no. La realidad es que los índices de alfabetización en la España del XVII no fueron alcanzados por ningún otro país hasta el XX.

Así la Revolución trajo un nuevo sistema educativo, una educación para la ciudadanía que tenía que ADOCTRINAR, como fuera, en los nuevos mitos y valores. Una educación parangonable a la que hoy se impone en España con el gobierno masónico (socialista o popular).)
Volver arriba Ir abajo
 
Sinarquía y Educación Ilustrada.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Estas son algunas estadísticas sobre la salud y educación en Cuba
» Educación vial en Malvinas Argentinas
» Educación Cívica Constitucional
» Educación en Finlandia
» La Cataluña Ilustrada: La batalla de Cataluña

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial del MCE.AJE :: Principal-
Cambiar a: