Foro oficial del MCE.AJE


 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Visión Teológica de la Historia (4ª Parte) Cábala - Cristianismo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ascuas
CAMARADA CAMISA NUEVA
CAMARADA CAMISA NUEVA
avatar

Cantidad de envíos : 153
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/06/2013

MensajeTema: Visión Teológica de la Historia (4ª Parte) Cábala - Cristianismo   Dom 3 Nov - 13:36:24

HACIA UN CRISTIANISMO CABALÍSTICO
Los teólogos progresistas niegan o cuestionan los principales y más fundamentales dogmas de la Iglesia católica, entre otras posturas:
- relativismo en la Revelación y en la teología.
- cuestionan el carácter histórico de la Escritura.
- los teólogos progresistas se hacen el primum movens de la Iglesia.
- debilitan la existencia de Dios.
- dudan de los misterios de la Santísima Trinidad y la Encarnación.
- niegan la existencia de Satán.
- niegan el pecado original originante.
- construyen una imagen demasiado humana de la Persona de Cristo.
- cercenan los privilegios marianos, especialmente, su virginidad.
- rebajan el carácter y autoridad de la Iglesia.
- cuestionan la trasubstanciación.
- cuestionan el valor histórico de los relatos evangélicos, incluyendo la Resurrección del Señor.
- abogan pro un cristianismo anónimo.
- justifican a Karl Barth y Lutero.
- cuestionan el cielo y el infierno.
- sustituyen la moral tradicional, fundada en la ley natural y teología, por una moral situacional.
- secularizan el cristianismo, incluso algunos teólogos católicos. etc. etc.

¿Hacia dónde van? ¿Qué imagen de la Iglesia quieren?
Evidentemente tratan de ablandar la Iglesia y acomodarla al mundo, especialmente al actual, siguen así el intento modernista de construir un sistema gnóstico.

Esto ha sido advertido por el Obispo Rudolf Graber en un lúcido documento sobre "la actitud de Pablo VI y la crisis interna de la Iglesia" (Revista Roma, Buenos Aires, noviembre 1967).
Muestra Graber cómo Pablo VI advierte la perduración de la HEREJÍA modernista en los errores actuales de la Iglesia. Lo dice claramente Pablo VI en la Ecclesiam Suam, en el párrafo capital en que se caracteriza al modernismo: "todo ello, como las olas de la tempestad del mar, envuelve y sacude a la Iglesia misma; los espíritus de los hombres que a ella se confían están fuertemente influidos por el clima del mundo temporal. Esta influencia es tan fuerte que un peligro como de vértigo, de aturdimiento, de aberración (veluti vertiginis stuporis ac trepidationis periculum) puede sacudir su misma solidez e inducir a muchos a ir tras de los más extraños pensamientos, imaginando como si la Iglesia debiera renegar de sí misma y abrazar novísimas e impensadas formas de vida", entonces cita el modernismo y sigue: "los errores del modernismo -que vemos revivir hoy (reviscere cernimus) en diversas tentativas de expresiones heterogéneas extrañas a la auténtica realidad de la religión católica-, ¿no fueron precisamente un episodio semejante de predominio de las tendencias psicológico-culturales, propias del mundo profano, sobre la fiel y genuina expresión de la doctrina y de la norma de la Iglesia de Cristo?".

Es decir. el Papa ve en el predominio de las tendencias psicológico-culturales, propias del mundo profano, sobre la concepción que propone la Iglesia la esencia misma del modernismo. En esto consiste el fenómeno típico del progresismo.

La "CULTURA" moderna domina y rige a la doctrina católica. El mundo moderno gobierna la doctrina católica. El mundo moderno devora, en cierto modo, a la Iglesia.
Y esta "cultura" se refleja en TODOS los campos: filosófico, histórico, sociológico, psicológico, ... y se manifiesta luego en la exégesis, en la teología y en la historia de la Iglesia.


Los errores del actual progresismo denunciados son los mismos denunciados por San Pío X en el decreto Lamentabili (Denz., 1.001 al 2.065), citemos algunos:
- 2 "la interpretación de los Sagrados Libros hecha por la Iglesia no debe ser despreciada, pero ha de ser sometida al juicio más estudiado y a la corrección de los exégetas".
- 18 "Juan se presenta a sí mismo como testigo de Cristo; pero en realidad no es sino un eximio testigo de la vida cristiana, o de la vida de Cristo en la Iglesia al final del primer siglo"
- 20 "La Revelación no pudo ser otra cosa que la conciencia adquirida por el hombre de su relación con Dios".
- 31 "La doctrina de Cristo que enseñan San Pablo, Juan y los concilios de Nicea, Efeso y Caledonia, no es la que enseñó Cristo, sino lo que de Jesús concibió la conciencia cristiana".
- 36, 53, 58, 60, 64, 65, etc.

El impacto de la cultura moderna, fundada en una filosofía subjetivista, sobre los dogmas religiosos produce el modernismo y el actual PROGRESISMO, que es la realización concreta e histórica de las aspiraciones modernistas. El Progresismo, lo mismo que el modernismo es la evacuación del contenido dogmático secular del catolicismo y su sustitución por una IDEOLOGÍA protestante elaborada alrededor de un Cristo vago, hombre-Dios, con más de hombre que de Dios.

El Obispo Graber ha visto bien que en esto hay la elaboración de una gnosis y se pregunta: Pero, ¿no es justamente el problema que acompaña a la Iglesia y al cristianismo desde sus orígenes, desde las tentaciones de Cristo, desde la gnosis de los siglos II y III, desde los comienzos del capitalismo en la época del "Poverello" y de la introducción de la filosofía aristotélica, el humanismo, y el renacimiento, hasta el modernismo y la era atómica?

El impulso de todo modernismo y de todo progresismo lleva a la Iglesia a la fusión con el mundo para hacer de la Iglesia un epifenómeno o un producto que emana del mundo mismo. Es por ello que no es puramente accidental que todos los errores que despuntan en el actual progresismo terminen en la secularización o mundanización del cristianismo.

Es en esta secularización donde está la energía interna del progresismo mismo. Ya lo había denunciado Pío IX (Syllabus) al hacer de la conciliación de la Iglesia y el mundo moderno el error clave que cerraba y resultaba resumía todo este documento (Prop. 80 en Denz., 1.780). Pero aquí radica, esencialmente, el carácter gnóstico y cabalístico del progresismo.

El carácter gnóstico y cabalístico del progresismo hay que contemplarlo en dos etapas:
Una.- la de un sistema de formación que se va elaborando y que no ha llegado a una cristalización acabada. Es un sistema gnóstico que se va haciendo. Tal los errores parciales e inconexos en que se expresa actualmente el progresismo y que hemos descrito.
Otra.- el progresismo puede manifestarse, también, en un sistema gnóstico acabado y completo, coo por ejemplo en el teilhardismo, que sin embargo constituye una de las tantas variantes en que puede traducirse el sistema gnóstico.
Así como en los siglos II y III se multiplicaban las gnosis de Simón el Mago, de Marción, de Saturnino y de Valentín, así también ahora han de aparecer diversos constuctos gnósticos que reúnan en una amalgama sincretista el saber científico, filosófico y religioso del momento.


LA ESENCIA DEL ERROR GNÓSTICO Y CABALÍSTICO
No es fácil determinar la esencia del error gnóstico y cabalístico. Se pueden indicar una serie de caracteres que individualizan un sistema gnóstico. Pero es arduo indicar el núcleo esencial o la nota distintiva que lo constituye.
Podemos establecer una jerarquía de notas determinantes del error gnóstico y cabalístico. Usamos el término gnosis o cabalístico entendiendo que gnosis es un término más extenso pues el cabalístico restringe la gnosis al mundo judío.

Ha habido, y hay, una gnosis pagana, típicamente hindú, iránica o egipcia. Pero las gnosis que operan en el mundo cristiano están influenciadas por causas y elementos típicamente judíos, ya directos como Boehme, Spinoza, o Freud, ya indirectos como Hegel, Teilhard de Chardin o Jung.

Para elucidar el problema consideraremos el gnosticismo de la Cábala. Y consideramos la Cábala de origen egipcio (siglo XIII adC)

La concepción de la Cábala encierra, cinco ideas fundamentales:
1ª.- Dios, en último análisis, es nada que sale de la nada.
2ª.- esta nada, por evolución, se convierte en el mundo y en el hombre.
3ª.- Dios fabrica el mundo por una acción sexual.
4ª.- el mal está en Dios y el mal del mundo tiene un origen divino.
5ª.- Dios, perfectamente cumplido y realizado culmina en el Hombre, en la Humanidad.

Estas cinco notas del gnosticismo cabalísta pueden expresarse por una fundamental equivalente, que las contiene virtualmente, nota fundamental que no hace sino subrayar de modo fuerte un aspecto con preferencia a los otros, que no son excluidos sino solamente oscurecidos. Que esta nota fundamental sea una con preferencia a otra dependerá de cada sistema y de las preferencia del autor.
Pero al excluir a un Dios perfectísimo y personal, que por una acción libre saca de la nada al Universo, ya se cae, por una lógica ineluctable, en la concepción cabalística, que se llamará evolucionismo, materialismo, idealismo, humanismo, según sea el carácter unidimensional de la sustancia que componga la totalidad de Dios, el mundo y el hombre.

Cada una de estas notas fundamentales tiene una fuerza especial porque,colocada ella como la idea central del sistema, acaba por condicionar y modelar el sistema mismo en cada una y en todas sus partes.
Así el evolucionismo en todo sistema, por muchas que sean las precauciones que se tomen, afirmado como verdad primera y metafísica, ha de acabar por condicionar la idea de Dios, del mundo y del hombre, dándose una simple variante del gnosticismo cabalístico.

LA ESENCIA DEL ERROR GNÓSTICO EXPRESADA EQUIVALENTEMENTE POR ALGUNA NOTA PREDOMINANTE:
1º.- la totalidad de una única substancia:
Tanto la Cábala como los diversos sistemas gnósticos se distinguen primeramente por la nota de "totalidad". Son sistemas que envuelven en su seno la totalidad de Dios, del mundo y del hombre. No dejan nada fuera de la totalidad y lo explican todo.
Una misma corriente fundamental de ser recorre todos los seres del universo, que irán ascendiendo o descendiendo, pero sin que se rompa la continuidad fundamental entre todos ellos. Por eso son sistemas EMANATISTAS y UNIVOCISTAS.

2º.- una emanación evolutiva del ser:
Tanto la Cábala como los sistemas gnósticos conciben a Dios, al mundo y al hombre como una totalidad homogénea de ser. Porque si no se quiere aceptar el acto libre creador, que tanto la Cábala como las gnosis rechazan, no hay otra manera de explicar la aparición del ser nuevo que por una emanación de este ser del ser anteriormente existente.
La misma substancia, la misma numéricamente, se despliega y desarrolla, EVOLUCIONA. No hay acrecentamiento de substancia ni de ser. Hay aparición de nuevo ser, pero aparente, fenoménica no ontológica, máyica, no real.

3ª.- la emanación evolutiva puede entenderse en vía de ascenso o de descenso:
La emanación evolutiva es una emanación involutiva o de degradación o camino de descenso. En la Cábala al menos en una etapa de la misma, del mundo de los Aziluth al de Briah, de éste al de Iesirah y pro fin al de jAsiah y a los Quliphah.
En los sistemas gnósticos y en Plotino, el pleroma o el "Uno" por degradación llega al último límite de la creatura material. En cambio en las gnosis modernas como la de Hegel o Teilard de Chardin, el proceso es evolutivo y van apareciendo seres más y más perfeccionados.

4º.- la emanación evolutiva tiene que arrancar de un Primer Ser Subsistente:
Sea cualquiera la manera que se conciba la emanación evolutiva, ascendente o descendente, hay que partir de un primer ser. La nada no puede evolucionar. Si antes del ser fue la nada, nunca habría podido existir el ser. Ahora bien, este Primer Ser qeu hubo antes que comenzara el proceso de la emanación evolutiva, o fue un Primer Ser, Acto Puro con la plenitud de todo ser, o fue un Primer Ser que se ha ido haciendo.
En el primer caso es el Dios de la tradición cristiana que contiene, infinitamente, las perfecciones de un Ser personal, inteligente y libre, y que, por un exceso de bondad y libertad, crea el mundo finito, no de su substancia, sino de la nada, ex nihilo. Al no aceptarse esto se cae en un primerser o dios de la Cábala, uno evolutivo y del cual emana el mundo como una necesidad de este hacerse de Dios.
Por ello, la Cábala, las gnosis, Hegel y Teilhard implican un evolucionar de Dios, de lo indeterminado a lo más determinado, un proceso teogónico qu se confunde con el proceso cosmogónico y antropogónico de la historia del mundo y de Dios.

5º.- El Dios evolutivo encierra la contradicción esencial de la Cábala y gnosis de que "lo más" sale de "lo menos"
:
En absoluto, lo más no puede salir de lo menos, ni el acto de la potencia. Esto lo vio Santo Tomás y lo consignó definitivamente.
Si bien en el ser que pasa de la potencia al acto, la potencia es anterior cronológicamente al acto, en absoluto el acto es anterior a la potencia, ya que lo que está en potencia no puede pasar al acto sino en virtud de algo que está en acto.
Aquí radica la contradicción esencial de "un Dios que se va haciendo" tanto cabalístico como gnóstico. Un dios que evoluciona es uno que va adquiriendo perfecciones que no tenía y que, por tanto, salen de la nada. Así, el Ser sale de la nada. La Nada es igual al Ser. El principio ontológico y lógico de no-contradicción es sencillamente negado.

6º.- en las gnosis y Cábala se hace del mundo y del hombre un "Dios totalizado" superior a Dios mismo:
...

7º.- emanantismo total que evoluciona en un Dios que culmina con la humanidad puede expresarse por la inmanencia absoluta de Dios en el mundo:
...

8º.- expresar el emanantismo total recahzar todo extrinsecismo y afirmar que Dios es intrínseco, o está dentro de la humanidad:
...

9º.- expresar la idea del emanantismo total mediante un monismo absoluto:
...

10º.- en el emanantismo total desaparecen las oposiciones de materia y de espíritu, naturaleza y gracia, bien y mal, si y no:
...

11º.- la Cábala y las gnosis exigen una única dimensión de naturaleza y gracia, razón y revelación, filosofía y teología, Iglesia y mundo:
...

12º.- Cábala y gnosis terminan en una total unificación de todas las religiones, razas, pueblos y culturas, en un sincretismo en que desaparecen todas las diferenciaciones:
...

13º.- al hacer de Dios, el mundo y el hombre una única dimensión, todo es divino o puramente humano, todo es espíritu o puramente materia todo es sacro o secular:
...

14º.- existe una única dimensión ontológica de las realidades, todo lo existente o bien retorna a Dios, si se parte de su existencia, o a la nada si esta fue el primer supuesto:
...

15º.- se establece una única dimensión ontológica de Dios, el mundo y el hombre, no hay salvación para el hombre sino en el hombre mismo:
...

16º.- tanto la Cábala como las gnosis rechazan un Dios personal distinto del mundo y del hombre y hacen del mundo una eterna continuidad de fenómenos en sucesión eterna:
...

17º.- la ciencia moderna está orbitada por una filosofía gnóstica y cabalista:
La ciencia moderna se ha desprendido de toda metafísica, pues tras la pretendida demostración de Kant, ésta sería imposible y absurda. En consecuencia no podemos llegar por vía racional a lainteligibilidad de las cosas, ni siquiera de las más sensibles y accesibles al sentido. Especulativamente no podemos distinguir una piedra de un caballo ni de un hombre pues no podemos penetrar con la inteligencia en el nóumeno. Sólo es accesible lo que aparece, el fenómeno, la superficie de la realidad. La filosofía de la naturaleza y la metafísica son imposibles.
Sólo resta una ciencia cuantitativa de los fenómenos, es decir, la posibilidad de someter a mediciones el dato sensible, y así medido, coordinarlo a través de teorías aproximativas y cambiantes. De ahí que las ciencias vengan a parar, en última instancia, en una tecnología y finalmente, en una tecnocracia o ciencia de dominación del hombre por el hombre mediante la técnica.
La regulación de las cosas no viene de las ciencias mismas, ya que éstas nada dicen de la realidad y leyes de las cosas en sí, sino de la regulación que les quiere adjudicar el hombre. Éste inventa sistemas filosóficos y religiosos -sistemas gnósticos- con los que interpreta la ciencia de las cosas.
Las ciencias, en consecuencia, no se han de dirigir al conocimiento del Creador, sino con la gran sociedad máquina producida por las técnicas, a la exaltación y glorificación del hombre.

18º.- no se suprime la teología como carente de objeto propio, ya que Dios no existe, sino que se la hará servir a la secularización:
...

19º.- la Cábala y las gnosis modernos proponen hoy la Ciudad feliz.
La ciudad cristiana se levantó en la Europa cristiana sobre la institución del derecho natural -familia, propiedad y autoridad civil- coronadas por la gracia divina de la Iglesia Católica. La Cábala y las gnosis modernas asestaron fieros golpes a esa sociedad y lograron quebrantarla.
Primero surgió la ciudad naturalista de la razón natural en el XVI, XVII y XVIII.
luego surge la ciudad animal del capitalismo, la ciudad burguesa del XIX, en que el hombre buscó la satisfacción de sus necesidades materiales y sensibles.
Más tarde aparece la ciudad comunista, ideada por Marx y ejecutada por Lenin, cuya edificación exige usar el terror para arrancar las resistencias opuestas. Se levanta a inicios del XX.
Hoy ya se proyecta la ciudad feliz, la del XXI, anunciada por Aldous Huxley, una ciudad para el hombre, organizada por las ciencias y técnicas modernas, la sociedad máquina en la que se esclavizará al hombre de forma placentera, donde todo estará científicamente dosificado y planificado.

20º.- la ciudad feliz o del perfecto nihilismo, sin ninguna trascendencia sobre el hombre:
Si el hombre viene de la nada y acaba en la nada, la ciudad que le hará feliz y que igualmente lo salvará, será también la ciudad de la nada, del NIHILISMO. La Cábala y las gnosis construyen, ya, la Gran Ciudad del Nihilismo Perfecto.

21º.- La Cábala y las gnosis constuyen la ciudad del Superhombre de los pensadores modernos:
La Cábala y las gnosis se dirigen a la erección del Hombre como la unificación de Dios y el mundo. Todos han de terminar en Superhombre.
El Superhombre progresivo de Condorcet que se va realizando mediante las adquisiciones y el progreso de la historia humana.
El Superhombre positivista de Comte que, pasando por los estados teológicos y metafísicos, llega a la cumbre del positivismo, en el que, mediante las ciencias positivas se construye a sí mismo, en plenitud.
El Superhombre materialista de Marx, que, pasando por las etapas de la esclavitud, del servilismo y del proletariado, llega a la plenitud del comunismo.
El Superhombre de dionisíaco de Nietzsche, que venciendo todas las virtudes cristianas del resentimiento descubre la plenitud de su propia especie.
El hombre auténtico de Heidegger, que descubre yapacienta el ser que trasciende todos los entes.
El hombre del espíritu absoluto de Hegel, que con la dialéctica del espíritu recorre todas las etapas de la conciencia para identificarse con la divina trinidad.
El hombre del pleroma de Cristo de Teilhard, que por evolución universal y partiendo de la nada creable, llega al hombre planetario totalmente cristificado.
El hombre nirvánico de Freud, que hecho para el sexo y la muerte, acaba en la muerte.
El hombre arquetipo de Jung, que se identifica con la divinidad del propio yo en los arquetipos colectivos.
El hombre absurdo y perverso de Sartre, Saint-Génet, que da satisfacción a sus más bajos instintos para lograr su recuperación plena.


EL PROGRESISMO DE LOS TEÓLOGOS, PRIMERA ETAPA DE UN GNOSTICISMO CRISTIANO
El progresismo de los teólogos es la primera etapa del gnosticismo. Los teólogos debilitan las verdades firmes de la fe y, así, destruyen la coherencia de los dogmas cristianos, los cuales, al no quedar articulados en una síntesis y arquitectura también católicas, quedan en condición de articularse y unificarse en otra síntesis que los vacía de contenido que hasta ahora les asigna la teología católica.

Si, se destruye, o debilita lo suficiente, la noción de pecado original (sancionada por el Concilio de Trento) quedan igualmente destruidos o debilitados todos los dogmas de la Cristología, de la justificación y de los sacramentos.

Así, si Adán no pecó con un pecado que se transmite a la humanidad por vía de generación, los actuales males de la humanidad no provienen de un primer pecado. El hombre de hoy no está corrompido ni maleado. No hay una caída. Tanto Adán como los hombres, sus descendientes, salen así, como vienen hoy, de la mano de Dios. Luego no necesitan ser redimidos ni salvados. Cristo es un asunto de lujo para una humanidad que no lo necesita para cumplir su fin y vocación. Cristo podrá traerle al hombre un bien de supererogación, pero no necesario ni ineludible. Además sería falso lo de San Pablo de que: "como por un hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte ..."

La teología al perder junto con verdad tan trascendental la cohesión y coherencia de todas sus otras verdades, queda automáticamente desorganizada y pidiendo otro principio de cohesión. Si le añadimos la falta de un magisterio infalible que asegure el valor de la Revelación y el proceso de secularización en curso en que lo secular y profano absorben lo sacro, lo sobrenatural y lo trascendente en la inmanencia del mundo, se comprende cómo la única dimensión de lo mundano acabará por imponer las virtualidades plenas de un amplio y total gnosticismo.

Dentro de la Iglesia misma se están debilitando verdades clave de la doctrina católica que llevan hacia el gnosticismo total.
Primero: el concepto de Dios, básico en la doctrina católica. Se está esfumando por la acción convergente de varios factores.
1º.- las vías raconales para llegar a Él.
2º.- cuestionando las vías de acceso a Dios.
3º. cuestionando su existencia y naturaleza. Que nos hace caer en una noción vaga e indeterminada de "lo divino" en el que prende fácilmente el dios indeterminado cabalístico y gnósticos.
Debilitando la razón y el racionalismo criticista de la Biblia qeu confunden en la misma noción de Dios.

Segundo: una revalorización del ateísmo entre los teólogos católicos al sobreestimar la cultura y el pensamiento modernos. La cultura moderna conlleva un crecimiento del ateísmo y los teólogos en vez de censurarlo en bloque por ser intrínsecamente perversa y examinarla más prolijamente como causa de ateísmo, la idolatran valorando el ateísmo que apareja dicha cultura. Así los teólogos progresistas tienden a justificar la secularización y ateización de la antigua sociedad cristiana intentando buscar la supervivencia en la sociedad secularizada. Ejs. Jules Girardi.

Tercero: conduce a una noción gnóstica de Dios al rechazar la trascendencia de Dios y a inmanentizarlo en la conciencia del hombre. Ej.Pul Tillich, John Robinson y la abundante literatura sobre la muerte de Dios.

Cuarto: imposición del gnosticismo transformando la teología en antropología. Ej. Ludwig Feurebach.

Estos errores de los teólogos no quedan en el alto plano teológico sino que descienden y publicitan profusamente entre el pueblo cristiano, que se va impregnando impreceptible pero sensiblemente de una nueva mentalidad religiosa.
En Francia se ha impuesto por voluntad del Episcopado un Catecismo OBLIGATORIO para niños de 9 a 11 años en el que:
- no se dice que Jesús es el verdadero Dios y verdadero hombre.
- no se dice que la Santísima Virgen es Madre de Dios.
- no se habla del pecado original.
- no se habla de los Sacramentos de la Confirmación, Extremaución, Orden y Matrimonio.
- se omiten numerosos textos sobre el sacrificio y el sacerdocio.
- no se habla de los mandamientos de Dios.


EL GNOSTICISMO DEL CATECISMO HOLANDÉS
Es más grave, aún, el caso del Catecismo Holandés (A new Catechism, Catholic Faith for Adults, Born and Oates, Herder and Herder, New York, 1967).

El catecismo pretende ser una teología para laicos y partiendo del Misterio de la existencia humana, se explica la historia religiosa de la humanidad como un camino de los pueblos hacia Cristo, sobre todo en el camino de Israel.
La humanidad llega a Cristo, el Hijo del Hombre. Y el camino de Cristo en la Iglesia fundada por Él, queda abierto a la doctrina, en la liturgia y en los sacramentos. Es el Camino hacia el fin que nos lleva finalmente a Dios.

Es un catecismo típicamente gnóstico, todo el hecho cristiano se desenvuelve en un trasfondo cabalístico.
La teología católica, aunque es un hecho sobrenatural que conocemos por la Revelación, tiene como trasfondo lo que Santo Tomás llama preambula fidei, es decir, verdades de pura razón que se presuponen y son los fundamentos negativos sobre los que descansa la fe.

Ningún valor, en efecto, tiene la palabra de Dios que nos revela sus planes sobre el hombre si no nos consta que Dios existe y que Dios ha hablado al hombre. Por ello, previo a la teología sobrenatural hay que fundar la teología natural. Y para fundar ésta, por la cual la razón llega a Dios, se hace necesaria la metafísica que enseña el camino racional a Dios. De esto, ni una palabra en dicho catecismo en el que en cambio se presuponen, como verdades aceptadas las del Evolucionismo, y de un evolucionismo no solo antropológico dando como hecho probado la ascendencia del homo sapiens, a través del hombre de Neardenthal y de los Australopitecos, sino de un evolucionismo extendido a todo el mundo. Se lee en dicho catecismo: "las ciencias nos dicen que la historia del hombre ha sido precedida por una ascendencia mucho más larga, la venida de la vida. Su origen nos lleva hacia atrás, a edades de antigüedad incalculable, cuando en un globo enfriado de piedra, aire y agua, apareció el carbón que forma las células de la materia viva. Y por muy antigua que sea esta materia, resulta joven comparada con la inanimada, cuyos orígenes se pierden en las galaxias en expansión ..." Y se pregunta el catecismo: "¿De dónde viene la materia? ¿No viene de cualquier parte? ¿Qué significa que todo esto exista y crezca? En el crecimiento de la vida el azar y la selección juegan un gran rol. Pero, ¿qué explica esto? ¿Es un accidente que las cosas se esfuercen por progresar por nuevas y admirables fases -existencia, vida, sentimiento, pensamiento-? ¿Qué es este progreso? ¿Podemos ver en él alguna significación? ...
Hemos de creer que la historia humana, pasado, presente y futuro, toda la evolución del universo, con sus penas y ansiedades, con su amor, sus goces, y con su fin final ¿es una broma sin significación? ¿Es una trayectoria sin objetivo, viniendo de no se sabe dónde, yendo a no se sabe dónde, como un universo que se contrae y se expande indefinidamente? Nadie hay en el mundo que nos pueda responder ...".

En su exposición el Catecismo Holandés no expone ni resuelve los grandes interrogantes del hombre. ¿de dónde sale el universo y el hombre? ¿Por qué existe Dios? Dios aparece al fin, como coronando el proceso de la evolución del Universo ¿Cómo consta que Jesucristo es Dios? La evolución parece resolver el enigma del origen, del plan y del destino del Universo.
Así se oscurece la idea de Dios, que aparece como un Deus ex machina para satisfacer las aspiraciones infinitas del hombre y al dar a la evolución como causa explicativa del origen y del orden del universo, se cae en la Cábala, que explica el mundo partiendo de un Dios indeterminado que se va explicando y revelando en el mismo despliegue de la creación.
El universo ya no aparece como saliendo de la mente y de la voluntad de Dios, sino que brota por evolución en un progreso continuo.
El parecido de la concepción del mundo del Catecismo Holandés con la de la Cábala y gnosis se acrecenta al preguntarnos sobre el origen del mal. El pecado aparece, en ningún momento, como un acto deliberado de la creatura racional sino que aparece el "pecado del mundo" como un pecado anónimo que se diluye en la totalidad de los pecados e imperfecciones del universo. Además el pecado no es un acto plenamente responsable sino "una imperfección no inculpable".

No aparece la transgresión a la ley, y a la ley grabada en el corazón humano por el autor del universo. ¿Cómo ha de aparecer esta transgresión si no aparece el Señor y Creador del Universo mismo?.

En realidad el Catecismo Holandés altera la misma idea de Dios metiendo en ella el dolor y lo trágico.
También aflora la gnosis en cuanto el mal aparece como una potencia autónoma frente a Dios.
En todo el problema delicadísimo del mal y del pecado se advierte en dicho catecismo una grave deficiencia al confundir el mal de culpa y el mal de pena y al no reconocer de un modo explícito que el mal viene de un acto deliberado y pleno de la creatura racional. Este reconocimiento debería faltar al servir el evolucionismo de trasfondo de todo el desarrollo del universo.


SERIE VISIÓN TEOLÓGICA DE LA HISTORIA

1ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6508-vision-teologica-de-la-historia-1-parte-iglesia-poder-oculto

2ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6514-vision-teologica-de-la-historia-cabala-gnosis-y-filosofia

3ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6517-vision-teologica-de-la-historia-3-parte-invasion-de-la-cabala

En breve la CONCLUSIÓN
Volver arriba Ir abajo
 
Visión Teológica de la Historia (4ª Parte) Cábala - Cristianismo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La historia de un ciclomotor
» EXCLUSIVA: La verdadera historia de Rosa Díez
» Historia gráfica (fotorreportaje)
» La historia de mi coupe
» La Diada de Cataluña o la manipulación de la Historia.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial del MCE.AJE :: Principal-
Cambiar a: