Foro oficial del MCE.AJE


 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Serie El Anticristo (4ª Parte) : La Caída de Francia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ascuas
CAMARADA CAMISA NUEVA
CAMARADA CAMISA NUEVA
avatar

Cantidad de envíos : 153
Localización : España
Fecha de inscripción : 28/06/2013

MensajeTema: Serie El Anticristo (4ª Parte) : La Caída de Francia   Lun 11 Nov - 0:15:21

LA CAÍDA DE FRANCIA
La Masonería es uno de los grandes instrumentos de conquista de los judíos. Por la Masonería lograron la Reforma. Por la Masonería lograron la conquista subterránea de Inglaterra. Y desde Inglaterra y mediante la Masonería se lanzaron a la conquista de Europa.

Como decían las primeras constituciones masónicas de la secta: "por medio de la Masonería esta isla de Inglaterra será la dueña de la tierra para concebir, proyectar y dirigir a todas las otras naciones en todas las cosas que tienen relación con el arte Real" (citado por Vicente Longo en Masonería Especulativa, T. II, pág. 120).

Pero antes de lanzar a la Masonería a la conquista "de la tierra" había que adaptarla a su fin político universal; había que unificarla bajo un único poder o gobierno oculto así como bajo una sólida base doctrinaria juddaico-cabalística; había que reorganizarla.

Esto fue lo que se hizo en Inglaterra a principios del XVIII y que muchos confunden con la fundación de la Masonería si bien existía desde antes.

En 1717 en Londres, cuatro logias deciden unirse y constituyen la Gran Logia inicial. No aparece aún ningún judío, son el arqueólogo Jorge Payne, el físico Juan Teófilo Desaguliers, y el teólogo Jaime Anderson, pero se adoptan los rituales redactados por el judío cabalista y rosacruz Elías Asmole.

El 24 de julio (día de San Juan) de 1717 se firma el acta de organización y se elige Gran Maestre a Antonio Sayer, "luego se hace una hoguera con gran cantidad de importantes documentos relacionados con las actividades masónicas, para evitar indiscreciones, y escamotear antecedentes inconvenientes" (Ferrari Billoch en "La Masonería al Desnudo"). Asi se borraba toda huella judía y todo rastro de acciones previas.

Desde Inglaterra la Masonería se expandirá por toda Europa.
- en 1721 ya está en Dunkerke y Mons (Francia y Bélgica, respectivamente).
- en 1725 en París y Hamburgo.
- en 1727 en Portugal.
- en 1728 en España.
- en 1731 en Rusia y Holanda.
- en 1736 en Suecia y Dinamarca.
- en 1738 en Suiza.
Masones ingleses (George Hamilton, Lord Chesterfield, y el Duque de Wharton) realizan esas fundaciones.
El Duque de Exeter la introduce en Sajonia.
El Duque de Middlesex en Toscana.
Martin Flokes en el Piamonte y Roma.

Europa ya está CARGADA, pero había que elegir el lugar de la explosión. Y la elección recayó en Francia por varias razones:
1ª.- porque la Masonería consideró mejor herir directamente la cabeza y Francia era "la hija primogénita de la Iglesia Católica".
2ª.- la Masonería tenía una vieja cuenta pendiente con los Borbones por la ejecución de Jacobo Molay, Gran Maestre de los Templarios (según el masón Haugwitz, ministro prusiano y miembro del Gran Consejo Masónico de Wilhemsbad en 1777, la conducción de Luis XVI al Temple, de donde salió para ser sacrificado a las manos de Molay fue un acto premeditado).
3ª.- como hace notar el P. Deschamps -para aprovechar en favor de la causa revolucionaria el genio y espíritu de proseletismo peculiares del pueblo francés).

Elegido el lugar había que prepararla. Francia no deseaba la Revolución (lo demuestra Gaxotte en su libro: "La Revolución Francesa"), Francia no era desgraciada en el antiguo régimen, y sus problemas, que los tenía, eran solubles dentro del mismo. Pero no se trataba de resolverlos, sino de agudizarlos, de descristianizar al pueblo y levantarlo contra la legítima autoridad creando el ambiente que hiciera posible la Revolución y trasladar el poder, no del Rey al pueblo, sino de Cristo al Anticristo.

No tardó la Masonería en encontrar al hombre indicado: Voltaire. Durante su destierro en Inglaterra (1726-28) fue recibido como masón en la logia de los Filaletas.
Como dice Condorcet en "Vie de Voltaire" en Inglaterra fue donde Voltaire juró consagrar su vida a ese proyecto: ANIQUILAR LA RELIGIÓN CRISTIANA, y cumplió su palabra.
Pero Voltaire no está solo, se le agregan Diderot, Rousseau, D'Alambert. Además mantiene estrecha relación con su amigo masón (desde 1738) Federico II de Prusia. Todos ellos trazan el plan destinado a preparar la revolución en los espíritus antes de hacerlo por la fuerza.

Su instrumento principal fue la Enciclopedia, como decía Voltaire "pongo todas mis esperanzas en la Enciclopedia"a la que se suman toda clase de libros, folletos y libelos vulgarizadores de la doctrina masónica de los enciclopedistas.
Se crea un Centro de Maestros, dirigido por D'Alembert que tiene afiliados hasta en los lugares más remotos. En días y horas prefijados esos maestros reúnen al pueblo y leen los libros que les distribuyen gratuitamente. Fue una de las propagandas mejor dirigidas. Y el gobierno poco quería y podía hacer. Malesherbes, Superintendente de Librerías está de acuerdo con D'Alembert.

Entre 1763 y 1766 se crea el "Club de Economistas" su presidente honorario y perpetuo será Voltaire. su fin aparente es ayudar al pueblo a solucionar sus problemas pero su misión real es propagar la doctrina revolucionaria. Sus principales miembros fueron: Diderot, D'Alambert, Turgot, Condorcet, La Harpe, Damilaville, etc.

Mientras se prepara así al pueblo para la Revolución no se descuida la conquista de posiciones en las altas esferas del gobierno. Masón era Quesnay, médico consejero de Luis XV que le denomina su "pensador".
Oficial del Gran Oriente de Francia sería en 1787 el Abate Vermondans: capellán de Luis XVI.

Veinte años antes de 1789 Francia ya está preparada para la Revolución, pero la Masonería aún no está en condiciones de dar el golpe. Hay que unificarla y depurarla procesos que se inician en 1772 con la creación del GOF (Gran Oriente de Francia).
Felipe de Orleáns, Gran Maestre del Cuerpo Escocés, pudo añadir a este título el de Gran Maestro del Gran Oriente.
Otras instituciones masónicas, que permanecían autónomas, se van uniendo al GOF. Así lo hacen en 1774 las logias de adopción, y al año siguiente el Gran Capítulo General de Francia.
Gran contribución a completar esta reorganización es la llegad de un alto dignatario de la Masonería internacional: Benjamin Franklin que se traslada a Paría en 1776 en calidad de Embajador de EEUU. Comenta Pierre Gaxotte, (en su obra: La Revolución Francesa, pag. 54): "no bien llegó a París se puso al habla con los "hermanos" de Francia y tomó parte activa en el trabajo de unificación y depuración de las logias, que tras dificultades varias, aseguraron el triunfo de las más avanzadas y en 1780 ya pudo instaurarse la supremacía y el control del Gran Oriente".

Según las memorias de Barruel (T. II, pag. 446): "a la llegada de Franklin, 1776, el Comité Central del Gran Oriente da a sus delegados el encargo de disponer a los hermanos para la insurrección, de reconocer y visitar loas logias den toda Francia, apresurarlas, exigirles el cumplimiento del juramento masónico y anunciarles que ha llegado el tiempo de cumplirlo con la muerte de los tiranos".

Todo está ya listo, falta encender la mecha. Pero como ocurre siempre que el Poder Oculto prepara grandes acontecimientos aparece una super organización, supramasónica especial, destinada a dirigirlos.
El judío Weishaupt funda en 1776 el ILUMINISMO, que rápidamente se extiende a casi toda Europa. Bajo sus auspicios, y por intermedio del Duque de Brunsick, se convoca en 1780 a una asamblea general de representantes masónicos que se realiza al año siguiente en Wilhemsbad. Allí se concluye y centraliza el plan revolucionario. A su regreso a Francia, uno de los congresistas, el Conde Virieu declara: "yo no os diré los secretos que traigo, pero lo que creo poderos decir es que se trama una conspiración tan bien urdida y tan profunda, que será muy difícil que no sucumban la religión y los gobernantes" (Leon de Poncins en su obra: Las Fuerzas Secretas de la Revolución, pag. 37).

Poco después de la asamblea de Wilhemsbad, el Barón Knigge, eficaz colaborador de Weisahupt, funda en Francfort la Gran Logia Ecléctica, que se constituye en centro de los trabajos revolucionarios del Iluminismo.
En 1784 esa Gran Logia convoca Asamblea General, donde se decreta la muerte de Luis XVI y de Gustavo III. En dicho año (dice el P. Abel S.J.) "tuvo lugar en Francfort una reunión extraordinaria de la Gran Logia Ecléctica. Uno de los miembros puso a discusión la condena a muerte de Luis XVI, rey de Francia y de Gustavo III, rey de Suecia. Ese hombre se llamaba Abel, era mi abuelo".
La doble sentencia se cumplió a rajatabla. En 1792 Gustavo III era asesinado por el masón Antkastroem, emisario de la Gran Logia que presidía Condorcet. Y en 1793 Luis XVI es aguillotinado en París por decreto de la Convenció masónica.

El masón Haugwitz confirma que en 1777 se encargó de la dirección de las logias de Prusia, Polonia y Rusia y dice: "estoy firmemente convencido de que todo lo que aconteció en Francia desde 1788, la Revolución, el asesinato del Rey y todos los horrores, se había decidido en ese tiempo y todo había sido preparado por medio de reuniones, instrucciones, juramentos y signos que no dejan ninguna duda sobre la inteligencia que lo fraguó y dirigió todo".

En 1786 un masón francés va a Prusia, donde se liga estrechamente con Weishaupt y se hace iniciar en el Iluminismo por el Duque de Brunswick. Era Mirabeau. A su regreso a Francia "ilumina" a Talleyrand y a otros colegas de la Logia "Los Amigos Reunidos" e introduce en los nuevos secretos a la Logia de los Filaletas. A su vez, Weishaupt envía a Francia a Bode, a Weimar y al barón de Busche, para redoblar la actividad de las logias.
La Masonería Internacional se moviliza y Francia se ve invadida de extranjeros: el suizo Pache, el inglés Payne, el prusiano Clootz, el español Guzmán, Marat de Neufchatel, el americano Fournier, el asutríaco Frey, los belgas Proly y Dubisson, un príncipe de Hesse, polacos, austríacos, italianos, holandeses, y tránsfugas de todos los países.

Escribe Taine: "desde los primeros días de mayo se nota que el aspecto del populacho parisino ha cambiado, aparecen multitud de extranjeros de diferentes países, mal vestidos, con gruesos palos en las manos, su aspecto exterior ya mostraba lo que se podía esperar de ellos" (citado por Maximovich en Israel Triunfante, pag. 94).

Pero hace falta dinero y la Masonería inicia colectas en toda Europa con el nombre de "retribuciones masónicas".
Según Mirabeau (La Monarchie prusienne, pag. 94) escribe: "la Masonería en general, y sobre todo la rama de los Templarios, percibía anualmente sumas inmensas, por derechos de recepción y contribuciones de todo género; una parte se empleaba en los gastos de la orden, pero otra, muy considerable, se desligaba en una caja general, cuyo empleo no conocía nadie excepto los primeros entre los hermanos. Este tesoro se guardaba en Nimes". Sólo el Duque de Orleáns contribuyó con 400.000 francos.

El Judaísmo, supremo autor de la revolución, si bien no dio la cara en el frente, no dejó de financiarla con su omnipotente oro.
El historiador judío Graetz da la lista de las desmesuradas sumas que los judíos donaron en favor de la misma (Historia de los Judíos, T. V, pags. 178-179).

Por el otro lado y mientras se llenaban a rebosar las arcas revolucionarias el banquero judío Jacobo Necker, masón, que había sido impuesto a Luis XVI, conducía al Estado francés a la bancarrota, mediante hábiles desaciertos.

Y ¿en qué se empleó el tesoro másonico? nos lo dice otro "hermano", Martín: "la Masonería puso en el tiempo de la Revolución, además de su actividad intelectual, su dinero. La Masonería poseía, en efecto, poderosos capitales que empleó, principalmente, en la impresión y difusión de folletos de propaganda a los cuadernos electorales y en el pertrecho de las agrupaciones de jóvenes que ayudaron al triunfo de la nueva doctrina" (Le Franc Maçonerie Française et la preparation de la Revolution, París, 1926)

Entre 1784-85 ocurre el famoso suceso del Collar que tanta basura arrojó, injustamente, sobre la casa reinante. ¿Quién lo tramó? un judío, masón: José Bálsamo, bajo seudónimo de Cagliostro.

En 1787, dos años antes del golpe la Masonería ya cuenta en Francia con 703 logias desparramadas por todo el territorio, con unos 500.000 sectarios.
La plana mayor revolucionaria es la plana mayor masónica. No en vano dice el masón Jean Bon que el Club de los Jacobinos, fundado por Mirabeau, "era, por así decirlo, la cara externa de la logia" (citado por Leon de Poncins, ob. cit. pag. 47).

Y en las elecciones de 1789 bien estudiadas por Cochin y Charpentier en su trabajo publicado en L'Action Française en noviembre 1904 se puede comprobar que al menos la mitad de los diputados elegidos eran masones, asociados entre ellos obraban de común acuerdo. Los "cuadernos" (instrucciones) que traían a la Asamblea no habían sido redactados por los consejos y corporaciones de cada circunscripción, sino por insignificantes minorías masónicas, y todos demasiado parecidos, inexplicable sin una común inspiración.

Identidad de acción que caracteriza toda la campaña revolucionaria.
Según Pierre Gaxotte (obra cit. pag. 103): "en el espantoso desorden que sigue a la toma de La Bastilla y que se le llamó el Gran Miedo hubo pronto una simultaneidad e identidad de alarmas, de pánicos y de actos diversos, que no pueden explicarse racionalmente sino por una centralización del espíritu público"
Así en el citado estudio de Cochin y Charpentier llegan a la siguiente conclusión: "puede afirmarse que desde 1787 a 1795 no hay ni un solo movimiento popular, excepto el de la Vandée, que no haya sido movido y organizado en los más insignificantes detalles por los jefes de una organización secreta que actuó en todas partes del mismo modo, haciendo ejecutar sus órdenes a la voz de mando".

Según Delassus: "el Ejército fue el primer embarcado en el complot, por intermedio de las logias militares. Fue dirigido por la Logia de los "Tres Hermanos Unidos" que tuvo sucesivamente por venerables a Minette de Saint Martin, exento de los guardias de corps; Scmidt, empleado de la Marina, Chauvet, empleado de Guerra, Desbarodières capitán de Caballería. Hay muchas otras logias militares como "El Patriotismo", etc.

Los guardias franceses, cuya defección aseguró el éxito de la jornada, tienen su logia: "Los Amigos de la Gloria".
Los suboficiales tienen la suya especial, cuyo Venerable es el sargento Beyssac: "Union de Buenos Franceses".
Además la Masonería se había infiltrado en todas las ramas de la Administración. Tenía:
- Correos por el Superintendente: D'Ogny, del Capítulo de los Amigos Reunidos
- Mensajerías por Chignard.
- Finanzas del Rey por Savalete de Lange.
- Latouche, Chaumont, Pelletier de Lépine, Gillet de la Croix, representaban al Duque de Orleans y sus partidarios.
- Peronnet aportaba el contingente de Puentes y Caminos.
- Bouault, las Aguas y Bosques.
- Méry D'Arcy la Compañía de Indias,
- Lalande reclutaba los sabios.
- Robettiers de Montaleau, amigo de Cagliostro y metido en el asunto masónico del Collar tenía tras sí los empleados de la Moneda.
- cirujanos, médicos, abogados, consejeros de palacios reales estaban afiliados en gran número a las logias.
- el gobierno de París igualmente estaba bajo designios de masones.

El 13 de julio a las 11 de la mañana, los conjurados se reúnen en la Iglesia del Pequeño San Antonio. Orden del día: llamado a tropas, organización de la milicia burguesa.
La sesión es presidida por Dufour, abogado oficial del GOF y por Villeneuve representante de la Logia Moderación.
Al día siguiente todo está listo para el ataque, el comité insurreccional envía cuatro delegaciones al gobernador para intimarle a abrir sus puertas o rendirse. En todas son mayoría los masones. También lo son los que comandan el ataque contra la Bastilla.
Tomada la fortaleza, el Comité que informa a la Asamblea Nacional acercad de esta explosión popular está compuesta de masones y en la Diputación que recibe la Delegación Nacional están también en mayoría. Para colmo, el miembro de la Asamblea Nacional encargado de parlamentar con el Comité insurreccional es Herwyn y también es, "casualmente hijo de la viuda".

Cuando la Comuna ocupa oficialmente la Bastilla, es el caballero de Laizer quien la instala; es oficial del GOF, Venerable del Porvenir de los Amigos de la Gloria, y representante de la Unión Militar de Valognes.

Masónica fue la Revolución, y como tal, judía. El periódico israelita "Haschphet" la denomina, con acierto: "La Revolución Judía de 1789".
Y los hebreos no tardaron en cosechar sus frutos: en 1791 la Asamblea Constituyente decreta que los judíos gozarán en Francia de todos los derechos de ciudadanía. Podrán así, legalmente, a invadirlo todo. Los 24 oradores que defendieron el proyecto eran masones.
No en vano diría el judío Cohen en 1847 (Archives Israelites, T. VIII, pag. 801): "El Mesías ha venido para nosotros, el 28 de febrero de 1790, con los Derechos del Hombre".

Hoy se sigue publicando el lema revolucionario de "Libertad, Igualdad, Fraternidad" máscara o caricatura satánica de grandes verdades cristianas con las que ocultar sus auténticos fines, además, actualmente se omite el cuarto término de la frase: "o MUERTE" pues hoy no es políticamente correcto.

La Libertad judeo masónica preconizó "la entrega total de cada miembro de la sociedad, con todos sus derechos, en manos de la comunidad" (Rousseau en Contrato Social, Lib. I, Cap. IV). Nada de autonomías locales o particulares. La Iglesia, las Provincias, los municipios, los gremios, la misma familia, perdieron sus tradicionales fueros y derechos.
"en vano intentaría ahora una asociación privada resistir un edicto o decreto del poder soberano, como lo hizo con éxito por más de 60 años la Cofradía de San Jaime del Hospital ante el despotismo de Luis XIV en su mayor apogeo" (Enrique Ramiere en La Soberanía Social de Jesucrisato, pag. 122).
El triunfo de la revolución sólo permite dos unidades: Estado omnipotente, copado por el judaísmo, y el individuo aislado e impotente absorbido por el Estado.

La Igualdad judeo masónica consistió en destruir la aristocracia de la sangre y de la tierra, protectora natural de los pueblos hasta por propio interés, para reemplazarla por una plutocracia del oro, devoradora insaciable del hombre mediante el CAPITALISMO y la USURA.

la Fraterniadad judeo masónica se demostró magníficamente en el sacrificio de decenas de miles de hombres, mujeres y niños de todas las clases sociales, tributo exigido a la hija primogénita de la Iglesia por el odio ancestral del pueblo deicida.

Y ¿la Democracia?
La democracia que trajeron los judíos al mundo, nacida de tan magníficos principios la define muy bien Delassus: "la democracia es la esclavitud"

Y ¿el sufragio universal?
Como dijo SS Pío IX en 1874 a los peregrinos franceses, con valentía y clarividencia admirables: "[i]vuestro sufragio universal es una mentira universal[/i]"

¡Libertad, Igualdad, Fraternidad o Muerte! Democracia, Sufragio Universal, ...
Palabras, MENTIRAS, engaño. Excepto una, la Muerte la trajeron a decenas de miles.

La verdad escueta es que la Revolución, que sarcásticamente se denomina francesa, y que más bien se debía denominar satánica (como hace De Maistre) no significó otra cosa que la caída de Francia en poder del Judaísmo Internacional.


SERIE EL ANTICRISTO

1ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6543-serie-el-anticristo-1-parte-genesis-e-inicios

2ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6544-serie-el-anticristo-2-parte-judaismo-masoneria-y-la-reform

3ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6547-serie-el-anticristo-3-parte-la-caida-de-inglaterra



SERIE EL ANTICRISTO

1ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6543-serie-el-anticristo-1-parte-genesis-e-inicios

2ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6544-serie-el-anticristo-2-parte-judaismo-masoneria-y-la-reform

3ª Parte: http://accionjuvenil.espanaforo.com/t6547-serie-el-anticristo-3-parte-la-caida-de-inglaterra
Volver arriba Ir abajo
 
Serie El Anticristo (4ª Parte) : La Caída de Francia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Philadelphia Phillips MLB 2008 World Serie Cdampions
» ¿Qué es lo que aparece en la parte superior de la web?
» La serie estrella de TV3 emite las siglas del PP en una diana
» busco paragolpes delantero y trasero de serie
» Las sumas no remunerativas más cerca de formar parte del salario

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial del MCE.AJE :: Principal-
Cambiar a: