Foro oficial del MCE.AJE


 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Evangeliuo: Viernes 17 de Octubre de 2014

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
onesimoredondo
CAMARADA CAMISA VIEJA
CAMARADA CAMISA VIEJA
avatar

Cantidad de envíos : 445
Localización : Asturias
Fecha de inscripción : 01/05/2013

MensajeTema: Evangeliuo: Viernes 17 de Octubre de 2014   Jue 16 Oct - 22:07:15




XXVIII Semana del tiempo Ordinario




Santos del día:

San Ignacio de Antioquía
Santa Margarita María Alacoque
San Andrés Bessette
San Oseas Profeta
Santos Rufo y Zósimo
San Juan de Licópolis
San Dulcidio de Agen
San Florencio de Orange
San Gilberto de Toulose
San Ricardo Gwyn
San Isidoro Gagelin
Santa MacKillop de Melbourne
Santa Cándida María
San Juan del Castillo





Evangelio según San Lucas 12,1-7.

Habiéndose reunido miles y miles de personas, hasta pisarse unos a otros, Jesús se puso a decir primeramente a sus discípulos: «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse. Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados. Os digo a vosotros, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más. Os mostraré a quién debéis temer: temed a aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna; sí, os repito: temed a ése. ¿No se venden cinco pajarillos por dos ases? Pues bien, ni uno de ellos está olvidado ante Dios. Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis; valéis más que muchos pajarillos».




Comentario del Evangelio por:

San Rafael Arnáiz Barón (1911-1938), monje trapense español
Escritos del 11/08/1934 (Obras completas - Editorial Monte Carmelo, p. 287.288.289, § 207.208)

“Teneis contados todos vuestros cabellos: no temais”

Dios me envía la cruz […], bendita sea, pues si, como dice Job «recibimos alegremente de la mano de Dios los bienes ¿por qué no recibir los males?» (2,10). Todo nos viene de Él, salud y enfermedad, bienes temporales, desgracias y reveses en la vida…, todo, absolutamente todo, lo tiene ordenado con perfección, y si alguna vez la criatura se rebela contra lo que Dios le manda, comete un pecado, pues todo es necesario y todo está bien hecho; y son necesarias las risas y las lágrimas, y de todo podemos sacar provecho para nuestra perfección, siempre que con espíritu de fe, veamos la obra de Dios en todo, y quedemos como niños en las manos del Padre, pues nosotros solos, ¿dónde vamos a ir? […]

Claro, que no trato de arrancarme esos sentimientos, solamente lo que Dios quiere de mí es perfeccionarlos, y para eso me lleva de aquí a allí como un juguete y dejando pedazos de corazón en todas partes. ¡¡Qué grande es Dios […], y que bien lo hace todo!! ¡Cuánto me quiere y qué mal correspondo! Su providencia es infinita y a ella nos debemos entregar sin reservas…




San Andrés Bessette




“Os estoy enviando un santo” estas fueron las palabras del padre André Provençal quien conoció al joven Alfred Béssette y decidió presentarlo ante la congregación de la Santa Cruz en Montreal. Luego, el entonces aspirante tomó el nombre de hermano Andre.

El Papa Benedicto XVI lo canonizó, junto con otros cinco beatos. Es el primer santo de esta congregación. Miles de personas aún visitan su tumba ubicada en El santuario de San José el cual, él mismo mandó construir en el llamado Monte Royal, ubicado Montreal.

Su vicepostulador ha dicho que los fieles “han manifestado por escrito su deseo de que la Iglesia reconociera cuanto antes la santidad del humilde amigo de los pobres y los afligidos”.

Bessette nació en 1845 en una población llamada Mont-Saint-Grégorie, ubicada a 40 kilómetros de Montreal en Canadá, en el seno de una familia de clase obrera. El pequeño tenía tantas complicaciones de salud que sus padres quisieron bautizarlo el día mismo que nació pensando que no sobreviviría. Pero murió 91 años más tarde…

Quedó huérfano de padre cuando tenía 9 años y de madre cuando tenía 12 por lo que, tanto él como sus 11 hermanos quedaron bajo el cuidado de su tía Rosalie Nadeau y de su esposo Timothée.

“María y José se convirtieron en sus padres adoptivos”. indicó el padre Lasciabell. “Este período le permitió al hermano Andre consolidar fuertemente su relación con Dios en lugar de alejarse, por los lamentables acontecimientos de su vida”, aseguró.

Tenía 20 años cuando viajó a Estados Unidos junto con un grupo de inmigrantes para trabajar en el sector textil. En 1967 regresó a Canadá para realizar otras labores.

Y fue cuando su párroco quiso enviarlo a la congregación de la Santa Cruz donde inicialmente fue rechazado por sus los problemas de salud que continuaron a lo largo de su vida. Por ello el obispo de Montreal monseñor Ignace Bourget pidió que reconsideraran la decisión y Alfred fue aceptado en 1872.

El hermano Bessette fue designado como portero del colegio de Nuestra Señora de las Nieves cerca de Montreal. También realizaba otros trabajos ocasionales. Pero él quiso hacer de esta, una labor que fue más allá de abrir la puerta: “Él recibía a los visitantes y a sus parientes. El prójimo se convirtió así en una realidad importante para el hermano Andre”, dijo su vicepostulador.

Su vida espiritual, sus palabras sencillas pero llenas de sentido hicieron que cada vez más gente hablara del portero de aquel colegio. Muchos enfermos iban a pedirle consuelo, oraciones y consejos: Él sabía que no se puede amar verdaderamente a Dios sin amar al prójimo ni amar a los demás sin reconocer la presencia de Dios en ellos”, aseguró su vice postulador.

“Una multitud diaria de enfermos, afligidos y pobres de todos los tipos, de discapacitados y de heridos por la vida encontraban en él, sentado en la portería del colegio, acogida, escucha, apoyo y fe en Dios”, dijo el papa Juan Pablo II durante la homilía de su beatificación en mayo de 1982. El hermano Bessette a todos les daba el mismo consejo: buscar la intercesión de San José, orar y acudir a los sacramentos.

Él decía a los enfermos que se ungieran con el óleo de la lámpara que había en una capilla que tenía el nombre del santo. Muchos fieles que lo hacían quedaban curados a pesar de que médicamente no tuvieran ninguna esperanza. Algunos comenzaron a decir que este religioso hacía milagros. Él insistía que el responsable de estas curaciones era San José. Y por ello en 1904 tuvo la iniciativa de construir un santuario en su honor.

El hermano Bessette comenzó a reunir un número cada vez más grande de seguidores pero su vida provocó también algunas reacciones adversas. Entre ellos el doctor Josep Charette quien ridiculizaba sus actitudes. Un día su esposa tuvo una fuerte hemorragia nasal que no podía detenerse de ningún modo. Ella pidió ser llevada donde este religioso pero el médico rehusó. “¿Dices que me amas y serías capaz de hacerme morir desangrada?”, le dijo su mujer. Charette se dirigió donde Bessette quien le respondió: “Doctor, regrese a casa que la hemorragia se ha detenido” y así fue.

En 1924 se culminó la construcción del oratorio dedicado al Santo Custodio: “El hermano Andre no fue sólo el constructor de un edificio de piedras sino de una comunidad cristiana viviente. Se convirtió en un notable unificador “, señaló el padre Mario.

El hermano Bessette murió en 1937. “Nunca traje al hermano André una persona enferma sin que regresara contenta a su casa. Algunos eran curados. Otros morían algún tiempo después, pero el Hermano Andre los consolaba”, decía uno de sus amigos.

“Más de un millón de personas fueron a rendirle homenaje a pesar de que sus funerales se celebraron con muy mal tiempo invernal. Y aún hoy, más de dos millones y medio de peregrinos y de visitadores vienen cada año al oratorio de San José en el monte Royal”, señala el padre Lasciabell.

“En una época difícil para la Iglesia canadiense, los creyentes de este país se alegran de constatar que Dios está entre ellos y que esto manifiesta signos inequívocos de su presencia”, concluye el vicepostulador del padre Bessette.





Volver arriba Ir abajo
 
Evangeliuo: Viernes 17 de Octubre de 2014
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Gran manifestación a favor de la unidad de España en Barcelona 12 de octubre de 2014
» UNA CHICA COOPER RESTOBAR....
» Guerra en Medio Oriente
» FINALISTAS DIA 11 DE OCTUBRE DEL 2014 MARILO1984 Y NINOTT1
» ACTIVIDAD SÍSMICA MES SEPTIEMBRE OCTUBRE 2014

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial del MCE.AJE :: Religión Católica-
Cambiar a: